aumento de pechoAntes de una cirugía de aumento de pecho es normal que surjan diversas dudas sobre la intervención, el antes y el después. Por eso, siempre es conveniente despejar esas cuestiones a través del médico especialista.

¿Qué debo tener en cuenta antes de operarme?

Es muy aconsejable mantener la zona de los pechos hidratada mediante cremas desde unas semanas antes de la intervención. Además, se debe tener en cuenta no fumar ni antes ni durante ni después de la operación ya que el tabaco ralentiza la cicatrización. También hay que realizarse una serie de pruebas como un electrocardiograma, análisis de sangre, una radiografía de tórax y, a partir de cierta edad, una ecografía de las mamas para descartar tumores. Aparte de todo el historial médico hay que mantener informado al médico sobre nuestras rutinas en lo que respecta al consumo habitual de medicamentos.

¿Cómo sé la talla que puedo ponerme?

La cantidad de aumento que se quiera realizar depende de los gustos personales, pero sobre todo de la recomendación del médico ya que éste mediante un estudio de anatomía sabe qué talla debe llevar cada cuerpo para estar equilibrado y armonizado. Por esta razón es importante tener unas expectativas realistas ya que el objetivo es lucir unos pechos perfectos y naturales.

¿Las prótesis mamarias son definitivas?

Las prótesis modernas son de gel de silicona de alta cohesividad lo que significa que el interior de la prótesis no es líquido sino bastante sólido y gracias a ello tienen una mayor durabilidad. Hay casos en los que las prótesis pueden durar toda la vida gracias a los avances de la técnica quirúrgica, sin embargo se aconseja realizarse un recambio de la prótesis mamaria al menos una vez en la vida para garantizar el buen estado de las prótesis además de prevenir complicaciones derivadas de otros factores como la edad que hayan podido afectar al aumento de pecho.

¿Puedo operarme después de un parto?

Por supuesto. Hoy en día, muchas mujeres se preocupan por tener un cuerpo 10 tras dar a luz y aunque es posible con dieta y ejercicio, los cambios hormonales no siempre ayudan y dejan su huella en la piel y sobre todo, en los pechos. Por esta razón, son muchas las que desean realizarse un aumento de pecho o una elevación de pecho (mastopexia) para poder lucir el pecho deseado. Estas intervenciones de cirugía estética se pueden realizar con total tranquilidad tras el parto, pero es aconsejable esperar alrededor de seis meses dependiendo de si la madre va a dar el pecho al bebé o no. En el caso de no dar el pecho la madre podrá someterse a un aumento o elevación de pecho transcurridos seis meses desde el parto y si ha decidido amamantar a su hijo, tendrá que esperar seis meses desde la finalización de la lactancia.

¿Puedo quedarme embarazada tras la operación?

Sí. También es posible desear tener un hijo tras realizarse un aumento de pecho. En estos casos es conveniente esperar un mínimo de ocho meses para la cicatrización total aunque es mejor quedarse embarazada a los 10 o 12 meses de la intervención de aumento de pecho para dar tiempo al cuerpo a adaptarse a las prótesis. Además, no sólo es posible tener un hijo tras una cirugía de aumento de pecho sino que también es posible la lactancia.

 

¿Tengo que ponerme prótesis si tengo los pechos caídos?

No es necesario. En el caso de querer elevar los pechos hay que realizar una mastopexia y no tiene por qué llevar consigo una prótesis ya que se trata de quitar el excedente de piel y recolocar la mama en su sitio para elevar los pechos. Si en cambio además de elevar los pechos la paciente quisiera aumentar su tamaño sí, tras la mastopexia se realizaría una mamoplastia de aumento. La única excepción que existe a este respecto es que la caída de los pechos sea muy grande y entonces no baste sólo con recolocar la mama y eliminar la piel flácida sobrante sino que sería necesaria una prótesis para elevar correctamente la mama.

¿Cuándo vuelvo a mi vida normal?

La primera semana tras la intervención es recomendable mantener reposo hasta que se retiren los puntos. Llegado ese momento la paciente se podrá ir incorporando a su vida normal sin realizar grandes esfuerzos físicos ni ejercicio intenso. A la hora te realizar deporte se recomienda ir poco a poco aumentando la intensidad de forma moderada para que el cuerpo vaya adaptándose y no se produzcan complicaciones sobre todo en cuanto a la curación de la cicatriz.

¿Qué tipo de implantes debo colocarme?

La elección del tipo de implante es una decisión del cirujano ya que esto depende principalmente de la anatomía de cada persona. Aunque en términos generales las  prótesis redondas son las más utilizadas y las prótesis anatómicas suelen utilizarse en casos particulares de reconstrucciones mamarias o en mujeres extremadamente delgadas.

¿Qué pasa si se rompen las prótesis o se encapsulan?

Es bastante difícil que las prótesis actuales se rompan o se encapsulen, pero aún así puede suceder. Si es así, lo habitual es realizar un recambio de prótesis mamarias lo antes posible. Sin embargo, a veces la rotura de la prótesis no se nota porque no existen síntomas en la paciente como molestias, cambio en la forma de la mama o endurecimiento de ésta. Precisamente para evitar roturas y encapsulamientos se recomienda realizarse una ecografía o resonancia cada dos o tres años. Todos los casos tienen solución, pero es necesario llevar un control médico periódico para evitar complicaciones.

Cualquier cirugía estética requiere un asesoramiento previo y, por eso, es conveniente que acudas a profesionales especializados en ello. En Clinimagen somos especialistas en cirugías de aumento de pecho y contamos con un equipo médico excelente cuyo objetivo es conseguir unos resultados óptimos para nuestras pacientes.

Comparte: