Abdominoplastia

Abdominoplastia en Las Palmas y Tenerife

La abdominoplastia o dermolipectomía abdominal es una intervención quirúrgica que tiene como objetivo eliminar el exceso de piel y grasa del abdomen medio-bajo y tensar los músculos de la pared abdominal. No se trata de un tratamiento para bajar peso, sino para resecar esa piel y grasa sobrante del vientre.

La edad provoca que el abdomen pierda su elasticidad y su tono muscular, con los años aumenta la flacidez y la acumulación de grasa y el vientre es una de las zonas donde se nota especialmente este envejecimiento. Es muy habitual en pérdidas radicales de peso y también en las mujeres tras dar a luz o pasar múltiples embarazos que el vientre se presente dado de sí, con estrías y con alteraciones de exceso de piel y grasa. También es normal las grandes separaciones de los músculos rectos u otras consecuencias como hernias umbilicales.

La abdominoplastia ofrece una solución para corregir estos problemas y devolverle al vientre la estructura firme que tenía anteriormente. Recuperar un vientre plano o darle a nuestro abdomen el aspecto deseadoes posible.

¿En qué consiste la abdominoplastia o cirugía estética de vientre?

La operación para la abdominoplastia suele conllevar entre 2 horas y media y 4 horas de quirófano y se realiza bajo anestesia general o epidural, según el caso concreto a tratar. Es importante el estudio previo a la cirugía para la abdominoplastia, que determinará si el paciente esta sano como para someterse a la intervención. Se trata de una cirugía de reconstrucción del vientre, no de eliminación de grasa, por lo que el sobrepeso está contraindicado como en un gran número de operaciones con anestesia general.

Una vez el paciente no siente dolor se realiza la incisión de forma horizontal por encima del vello pubiano, que se puede alargar hasta la cadera, dependiendo de la cantidad de piel y grasa a extraer. La incisión será mayor a mayor cantidad de tejido haya que retirar.

Tras el corte, se levanta la piel hasta la altura de las costillas y se estira hacia abajo para eliminar toda la piel sobrante. Normalmente, el tejido a eliminar se encuentra acumulado entre el vello pubiano y el ombligo. En el caso de que exista flacidez en los músculos  del abdomen, se procede a suturarlos mediante una técnica quirúrgica denominada plicatura.

Si el volumen de grasa es excesivo, también se puede realizar un tratamiento para disminuir el grosor del tejido adiposo bajo la piel. Tras este procedimiento se procede a la sutura y se venda la zona para evitar infecciones.

El postoperatorio en la abdominoplastia

Tras la abdominoplastia, el paciente deberá permanecer ingresado al menos la noche de la intervención, aunque todo dependerá de la magnitud de la operación y el caso concreto. Se colocarán unos drenajes en el postoperatorio inmediato que se retirarán al darle el alta en el centro hospitalario.

No se caracteriza por ser un postoperatorio doloroso, aunque si es normal sentir tirantez los primeros días tras la cirugía. Las molestias serán tratadas con analgésicos comunes que recetará el cirujano tras la operación.

Será necesario el uso de una faja especial y ajustada al menos durante el primer mes, aunque la sutura se retirará mucho antes, entre los 10 o 20 días posteriores a la cirugía. Si la cicatrización es buena, el paciente podrá recuperar sus actividades normales tras 15 días.

Se recomienda realizar ejercicio de baja intensidad tan pronto como sea posible, caminar es lo más aconsejable en este caso. La recuperación de cada paciente dependerá del tipo de cirugía realizada y del tono muscular que tuviese el vientre anteriormente. En los casos en los que hay que reconstruir y tensar músculo puede ser que el postoperatorio se alargue una semana más.

La cicatriz deberá cuidarse especialmente las primeras semanas para evitar que quede cualquier marca quirúrgica. Normalmente, si la curación es buena, a los pocos meses la señal de la incisión es casi imperceptible al quedar oculta en el pliegue prepubiano. Siempre que el paciente no cambie radicalmente de peso o se vuelva a quedar embarazada, los resultados son a largo plazo. Serán visibles a los pocos días de la intervención.

Equipo médico y asesoramiento profesional

Antes de la cirugía, es fundamental un estudio personalizado del paciente. Su historial médico, posibles riesgos, tratamientos con fármacos, alergias, volumen de piel y grasa a retirar, nivel de estrías, etcétera.

Es clave que el seguimiento sea realizado por un equipo profesional cualificado ya que solo ellos podrán solventar correctamente todas las dudas, acompañar al paciente en todo el procedimiento y sobre todo, estudiar, analizar e informar de los posibles resultados.

En Clinimagen, todo el equipo médico está formado y cualificado, ya que son todos médicos especialistas en cirugía plástica, estética y reparadora con décadas de experiencia en el sector.

Recuerda:

  1. La abdominoplastia se trata de una operación segura, protocolada y controlada que se realiza normalmente bajo anestesia general.
  2. El estudio previo es fundamental, tanto para analizar los posibles riesgos por parte de los especialistas como los resultados.
  3. Las cicatrices quedan ocultas tras la línea prepubiana y con buenos cuidados suele ser un pliegue más casi imperceptible y que puede ocultarse fácilmente.
  4. El postoperatorio no es especialmente doloroso y se trata con analgésicos comunes.
  5. Se podrá volver a realizar vida normal a los 15 días de ser intervenido.
  6. Los resultados son a largo plazo.
Comparte: