ácido hialurónicoLos tratamientos de rejuvenecimiento facial son los más demandados dentro de la Medicina Estética. Y es que el paso de los años unido a otros factores como el clima y la genética producen una pérdida progresiva de colágeno en los tejidos de la piel además. Esto afecta directamente a la aparición de arrugas, líneas de expresión y surcos en el rostro además de sequedad y flacidez facial.

Por esta razón, los tratamientos de rejuvenecimiento facial son una alternativa segura y eficaz para acabar con todas esas molestias estéticas sin necesidad de pasar por bisturí en el quirófano. Dentro de estos tratamientos la estrella es el ácido hialurónico. Este material de relleno facial es famoso por su naturalidad puesto que es totalmente biocompatible con el organismo ya que es reabsorbible. Se trata de una sustancia que el cuerpo produce de por sí y que con el envejecimiento se va perdiendo por lo que al aplicarlo a la piel ésta lo absorbe aunque irá progresivamente desapareciendo.

Hace años se utilizaban otro tipo de rellenos faciales más agresivos y que no eran reabsorbibles como la silicona y los biopolímeros, pero al aparecer el ácido hialurónico se ha dado un paso enorme hacia delante en el rejuvenecimiento facial ya que al tratarse de una sustancia biocompatible el cuerpo no la rechaza porque le aporta beneficios.

Su principal característica es que aporta mucha hidratación a los tejidos debido a que permite la acumulación de más cantidad de agua. Gracias a esto se comporta como una sustancia que da volumen al mismo tiempo que fomenta la producción de colágeno en la piel. Al producir ese volumen actúa como sustancia de relleno por lo que consigue corregir las arrugas y los surcos de la piel e incluso minimiza cicatrices.

El tratamiento con ácido hialurónico es mínimamente invasivo ya que se trata de aplicar pequeñas inyecciones intradérmicas en determinadas zonas del rostro. Los resultados contra el envejecimiento facial son casi inmediatos y sobre todo muy naturales. Debido a esto y a su sencillez es la opción preferida de muchas mujeres que desean apuntarse al relleno facial.

¿Para qué sirve el ácido hialurónico?

El rejuvenecimiento facial con ácido hialurónico está especialmente indicado para la disminución de líneas de expresión y arrugas en las comisuras de los labios, en el conocido como “código de barras”, en la zona del mentón,  las “patas de gallo” y los surcos nasales. Además,  también está indicado para la corrección de las ojeras y el aumento del volumen de labios y pómulos.

Las sesiones de los rellenos faciales con ácido hialurónico suelen durar entre 30 minutos y una hora.  En cuanto a la duración del tratamiento tras su aplicación es aproximadamente de 9 a 12 meses aunque el tiempo exacto depende de la calidad de la piel de cada paciente, su edad y la zona donde se ha realizado la infiltración. Por esta razón, se recomienda realizarse el tratamiento una vez al año.

Candidatos ideales

El rejuvenecimiento facial con ácido hialurónico no tiene límite de edad ni género ya que también hay hombres interesados en rejuvenecer su rostro. Cualquier persona de cualquier edad puede aplicárselo ya que se trata de una sustancia totalmente natural.  Sin embargo, es cierto que el perfil más común son mujeres entre los 30 y los 60 años.

Esto no significa que las más jóvenes no se apliquen ácido hialurónico ya que también es un tratamiento exitoso para el aumento de volumen de los labios e incluso tiene su función en la adolescencia ya que se puede utilizar para la corrección de las marcas del acné juvenil y, por tanto, la disminución de las cicatrices. El ácido hialurónico reaviva la piel del rostro dándole frescura y un aspecto descansado y luminoso.

Efecto del ácido hialurónico

Al tratarse de una sustancia natural reabsorbible no existe ningún riesgo en su aplicación ni ningún efecto secundario. El resultado del tratamiento con ácido hialurónico es casi inmediato ya que al aplicarlo puede aparecer cierto enrojecimiento que irá desapareciendo a las pocas horas. En cuanto a la recuperación, el paciente puede volver a su vida normal nada más salir de la clínica el mismo día del tratamiento.

En ocasiones el ácido hialurónico se utiliza en combinación con otros materiales de relleno como la grasa propia o el ácido poliláctico o, incluso, con las infiltraciones de toxina botulínica en el tercio superior del rostro. Existen numerosas alternativas en los tratamientos de rejuvenecimiento facial y es responsabilidad del médico especialista elegir la más apropiada para cada paciente y cada caso particular.

En Clinimagen somos expertos en Medicina Estética y contamos con un equipo médico que ofrece los mejores resultados. Si quieres más información sobre algún tratamiento de rejuvenecimiento facial para lucir una piel perfecta, no dudes en contactar con nosotros.

Comparte: