restylineSon muchos los factores que afectan al envejecimiento de la piel y no todos tienen que ver con el paso de los años. EL clima en el que vivimos y el entorno o estilo de vida que llevemos es un factor determinante a la hora de combatir los daños en la piel. Las arrugas o líneas de expresión aparecen como resultado de la edad, la genética y de las agresiones externas. Una temperatura excesivamente fría o caliente así como con exceso de humedad o sequedad en el ambiente pueden dejar huella en la piel.

Sin embargo, a pesar de lo que muchos creen, un factor determinante que se refleja en nuestra piel es la alimentación. La nutrición interna es fundamental para tener una piel sana, hidratada y luminosa. La cantidad de agua que bebemos y la comida que comemos nos afecta directamente en la aparición de signos de envejecimiento y cansancio. Por ello, es esencial llevar una vida saludable. Sin embargo, también existen otras formas de combatir los efectos del tiempo en la piel y es mediante la Medicina Estética. Esta especialidad ofrece numerosas opciones para mantener nuestra piel radiante. Entre ellas se encuentran los rellenos faciales cuyo principal tratamiento estrella es el ácido hialurónico.

Ácido hialurónico Restyline

Las infiltraciones de ácido hialurónico aportan a la piel la hidratación extra que necesita y actúan como relleno de arrugas y cicatrices atenuándolas y proporcionando una piel uniforme y luminosa.

En nuestra clínica utilizamos el material de Medicina Estética más novedoso y más seguro. Por esta razón, el ácido hialurónico Restyline es el gel que utilizamos para los rellenos faciales. Este material de ácido hialurónico tiene todas las propiedades beneficiosas del ácido hialurónico al mismo tiempo que contiene la última tecnología. De esta forma, no sólo sirve como material de relleno e hidratación de la piel de forma natural sino que además retrasa el envejecimiento de la piel.

Un tratamiento para todas las edades

Estos son los motivos por los que el ácido hialurónico Restyline no sólo se utiliza en pieles maduras de más de 40 años sino que es un tratamiento idóneo para cualquier tipo de piel y de edad.

Cada momento de la vida tiene un tipo de necesidad diferente. Así, los adolescentes tienden a tener muchos problemas de acné y tras finalizar los tratamientos dermatológicos adecuados a esta molestia estética tienden a quedar cicatrices y marcas. Para esta situación el ácido hialurónico es un complemento ideal ya que atenúa las cicatrices más profundas y elimina las más superficiales.

Por su parte, la etapa de los 20 y los 30 años de edad es una época en la que se producen muchos cambios vitales ya sea a nivel profesional y laboral como personal. Estos cambios tienden a fomentar la aparición de signos de cansancio como las ojeras. Éstas pueden aparecer de forma oscura bajo la mirada o bien de forma hundida. Frente a este problema el ácido hialurónico Restyline se impone como una solución ya que su efecto rellenador invisibiliza las ojeras y aporta luminosidad a la zona.

Ya a partir de los 30 años en adelante es cuando comienzan a aparecer los primeros efectos de envejecimiento de la dermis en forma de pequeñas arrugas o líneas de expresión. Para esta etapa también es positivo el uso de ácido hialurónico ya que evitará que las primeras arrugas vayan a más además de prevenir que aparezcan más.

En Clinimagen somos especialistas en Medicina Estética y en tratamiento de rejuvenecimiento facial. Por ello contamos con un equipo médico de referencia en Canarias que te asesorará para conseguir la piel perfecta que deseas.

Comparte: