Aumento de glúteos

Aumento de glúteos en Las Palmas y Tenerife

El aumento de glúteos se trata de una intervención quirúrgica que tiene como fin mejorar la imagen de las nalgas variando la forma de estos. Consiste en aumentar la región superior del glúteo, añadiendo volumen a la zona y aportando un perfil y un aspecto más lleno y estético. Con esta intervención se puede dar a los glúteos la silueta deseada y paliar los efectos que las nalgas caídas producen en la imagen. La cirugía estética y la tecnología pueden levantar e incrementar el tamaño de las nalgas, dando una apariencia más estética y atractiva a los glúteos.

¿En qué consiste la cirugía de aumento de glúteos?

La intervención se realiza bajo anestesia general, una sedación más segura para el paciente que permite tener las constantes monitorizadas y controladas en todo momento.

Una vez la anestesia hace efecto y el paciente no siente dolor se realiza una incisión en la piel de la región interglútea superior, coincidiendo con el hueso sacro. A través de la incisión el cirujano accede a la zona y procede a realizar un espacio bajo la piel que puede ser premuscular o sobre el músculo glúteo mayor, intramuscular entre el músculo glúteo mayor o submuscular, debajo del músculo glúteo mayor.

En este espacio es donde se colocará el implante, compuesto de gel cohesivo de silicona. Tras introducir la prótesis se sutura la incisión y se coloca un drenaje que se retirará a las 24 horas si todo sigue el procedimiento adecuado al darle el alta al paciente. Para reducir la inflamación se realiza también un vendaje compresivo, que se mantendrá las 48 horas siguientes a la operación.

El postoperatorio del aumento de glúteos

Las molestias postoperatorias del aumento de glúteos dependerán del tipo de intervención, si el implante se coloca de forma submuscular, la primera semana puede ser doloroso debido al levantamiento del músculo. El postoperatorio se trata con analgésicos comunes y el dolor y las molestias irán disminuyendo de forma gradual.

La sutura se retira entre el día 10 y 20 y será necesario usar una braga faja durante el primer mes tras la cirugía. El paciente deberá dormir boca abajo al menos durante la primera semana tras la intervención y procurar sentarse sobre la parte posterior de los glúteos.

Es normal que se presenten hematomas e hinchazón, que se reabsorberán con el tiempo. Las primeras semanas, el glúteo estará inflamado y por ello estará aumentado de tamaño, con una forma distinta y duro al tacto. Estos efectos irán desapareciendo durante las primeras semanas post intervención.

Asesoramiento profesional y equipo médico para el aumento de glúteos

Es fundamental que la cirugía se realice con todos los controles de salud, higiene, seguridad y calidad. Estas características son requisito indispensable para una intervención con el mínimo riesgo y unos buenos resultados postoperatorios. Por ello, antes de entrar en el quirófano es primordial el asesoramiento profesional y que un equipo sanitario cualificado resuelva todas las dudas, estudie el caso concreto a tratar y analice las técnicas y los resultados quirúrgicos.

En Clinimagen, todo el equipo médico está cualificado con décadas de veteranía en el sector, posee la mejor formación y son titulados en medicina especializada en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. La calidad es seña de identidad del centro, referente de cirugía durante más de 20 años. Las prótesis son siempre de última generación y de alta gama, atendiendo a la mejor tecnología para garantizar unos resultados óptimos.

Los especialistas médicos de Clinimagen hacen seguimiento exhaustivo de cada paciente, desde el preoperatorio hasta el final del tratamiento. Esta atención personalizada garantiza que cada paso del proceso se realice de la forma correcta y que el postoperatorio tenga una curación rápida y completa.

Recuerda:

  1. El aumento de glúteos es una operación segura, sencilla, protocolada, controlada y de corta duración.
  2. La cirugía de aumento de glúteos puede solventar unas nalgas caídas, pequeñas o irregulares con resultados que son para toda la vida.
  3. El postoperatorio no especialmente doloroso (sobre todo si no hay manipulación muscular) y el paciente puede recuperar su vida normal a los pocos días y al completo durante las primeras semanas.
  4. El equipo médico y el asesoramiento profesional es fundamental para garantizar el mínimo riesgo y los mejores resultados, de calidad, duraderos y estéticamente adecuados.
Comparte: