relaciones sexuales

Son múltiples las razones que llevan a una mujer a querer aumentarse la talla del pecho. Entre las más comunes está el sentirse mejor consigo misma para aumentar su autoestima y sentirse mejor estéticamente para aumentar su seguridad en todos los ámbitos. A veces esta falta de confianza también afecta directamente a la vida sexual de las mujeres y recuperar la seguridad en este aspecto también es una razón de peso para muchas de ellas. Esto se debe a que el tamaño de los pechos siempre ha sido considerado como un símbolo de sensualidad y sexualidad.

La cirugía de aumento de pecho lleva consigo un cambio de vida y esto también puede generar preocupaciones sobre cómo afectará la intervención a las relaciones sexuales. El postoperatorio de una mamoplastia de aumento conlleva una serie de cuidados que también afectan a la vida sexual.

Dudas sobre el sexo tras un aumento de pecho

¿Cuánto debo esperar para tener relaciones sexuales después de operarme?
Generalmente la espera no suele sobrepasar las 48 horas. Los especialistas recomiendan esperar esos dos días ya que es el tiempo que debe durar el reposo de la paciente. Transcurridas esas horas se podrán retomar algunas actividades cotidianas entre las que se encuentran la vida sexual siempre y cuando la paciente no sienta ninguna molestia o dolor fuera de lo normal.

¿Debo tener algo en cuenta a la hora de tener relaciones sexuales?
Sí. Es necesario que la paciente y su pareja tengan especial cuidado con la zona de los pechos. Se trata sobre todo de no ejercer presión sobre ellos mientras permanezcan inflamados, algo normal después de la operación. Además, se debe evitar el contacto directo con los pechos hasta que se retiren los puntos de sutura para evitar complicaciones.

¿Cuándo podré reanudar las relaciones sexuales con total normalidad?
A los 10 días la paciente ya podrá retomar su vida normal y, por tanto, su actividad sexual normal. Esto quiere decir que pasado ese tiempo ya se podrá comenzar con el contacto en los pechos sobre todo para que tanto la paciente como su pareja se acostumbren al tacto actual. Eso sí, es recomendable comenzar con caricias sobre la zona para evitar movimientos bruscos que pueda provocar dolor o hinchazón.

¿Tendré problemas de sensibilidad en los pechos?
Es normal la pérdida temporal de sensibilidad en la zona del pezón o la areola ya que la cirugía suele producir el estiramiento de las fibras nerviosas que llegan a la mama. También puede producirse el caso contrario, la hipersensibilidad en los pezones y en la areola. Sin embargo, estas alteraciones en la sensibilidad no son para nada permanentes y tienden a desaparecer entre los 3 y los 6 meses después de la intervención.

¿Puede mi pareja aplicar masajes a mis pechos?
El uso de cremas es muy positivo ya que mantiene la piel de la zona hidratada lo que ayuda en el proceso de recuperación ya que estimula la circulación. Sin embargo, los masajes deben realizarse con delicadeza especialmente las tres primeras semanas tras la operación.

¿Puede mi pareja estimular los pezones oralmente?
Hay que tener en cuenta que la zona intervenida puede presentar alteraciones en la sensibilidad que pueden producirse desde la pérdida de sensibilidad hasta la hipersensibilidad. Es bastante común sentir molestias por el roce en los pezones de la ropa o al sentir frío. Esto quiere decir que es muy probable que la estimulación oral en ellos sea molesta e incluso en algunos casos dolorosa.

En Clinimagen somos especialistas en cirugía de aumento de pecho y, por ello, podemos asesorarte sobre todas las dudas que te surjan. Contamos con un equipo médico cualificado que te ofrecerá un trato cercano y profesional.

Comparte: