Blefaroplastia o cirugía estética de párpados

Blefaroplastia o cirugía estética de párpados

La blefaroplastia o cirugía estética de párpados es una técnica quirúrgica que tiene como objetivo extirpar el exceso de piel, grasa o músculo de los párpados, tanto superiores como inferiores, o ambos, según el caso.

Esta intervención se puede realizar junto a otras para un efecto completo sobre el rejuvenecimiento facial. Para un tratamiento estético completo, se puede añadir el tratamiento de ptosis palpebrales o de lagoftalmos, elevación de cejas, lifting, etcétera.

Los ojos son un rasgo clave en la imagen externa de cualquier persona, el rostro es nuestra carta de presentación. La importancia de la cara requiere un especial cuidado y los ojos son una zona clave en la estructura facial. La edad suele provocar la pérdida de elasticidad de la piel y en los párpados es especialmente visible esta flacidez.

Eliminar el exceso de piel acumulada en esta zona aporta luminosidad a la cara, rejuvenece el rostro y devuelve la personalidad y el carácter a la mirada. Con la cirugía estética de párpados o blefaroplastia es posible solventar los efectos del paso de los años con una intervención sencilla y que en menos de una hora tiene unos gratificantes resultados de rejuvenecimiento.

Tener los párpados caídos es uno de los primeros efectos de la edad, ya que los ojos es una de las zonas más castigadas con los años. Esto genera una sensación de envejecimiento prematuro y mirada cansada que no siempre se corresponde con los años.

¿En qué consiste la blefaroplastia o cirugía de párpados?

La blefaroplastia es una cirugía que se realiza con anestesia local. Se trata de una cirugía ambulatoria que no necesita el ingreso del paciente en el centro hospitalario. La duración de la operación de blefaroplastia depende del caso a tratar y del exceso de piel y grasa a retirar, aunque normalmente está en torno a una hora de quirófano.

También dependerá del caso el tipo de incisión realizada, que puede ser de dos tipos: En el párpado superior, siguiendo el contorno del surco entre el globo ocular y el hueso; o en el párpado inferior, justo por debajo de la línea natural de las pestañas.

Cuando la piel a extirpar es poca y la elasticidad de la dermis es buena, se puede optar por la incisión transconjuntival, que se realiza por dentro del párpado. Desde estas incisiones, del tipo que sean, el especialista accede a las capas internas de la piel, elimina el exceso de tejido, hace la resección de músculo y grasa y reestructura la piel con una mayor firmeza sin arrugas ni surcos.

El postoperatorio en la blefaroplastia o cirugía de párpados

Al ser una cirugía con anestesia local y de tipo ambulatoria no es necesario que el paciente permanezca ingresado, sino que puede marcharse a casa tras la intervención. No se trata de un postoperatorio doloroso, aunque sí que puede ser molesto en los primeros días. Las molestias se basan principalmente en la sensación de tirantez de la piel, más que de dolor, y puede tratarse con analgésicos comunes o la medicación que el especialista prescriba en cada caso.

Es habitual que se presente inflamación y hematoma tras la cirugía de párpados o blefaroplastia, se trata del proceso habitual de recuperación de la piel. Entre la primera y segunda semana, la dermis se habrá readaptado a la nueva forma del párpado y el hematoma y la hinchazón irán remitiendo de forma gradual.

Normalmente, la sutura se retira en la primera semana y debido a que las incisiones han sido estudiadas y localizadas en zonas estratégicas, la cicatriz será prácticamente imperceptible bajo los pliegues comunes del párpado. Los resultados de esta intervención son para toda la vida y los efectos son visibles a los pocos días de la operación.

Asesoramiento profesional y equipo médico para la cirugía de párpados o blefaroplastia

En cualquier cirugía o tratamiento estético, es fundamental contar con el asesoramiento profesional de especialistas titulados y cualificados. Además, al tratarse de una intervención facial y con resultados de por vida, garantizar que se cumplan todos los requisitos de seguridad, salud e higiene es fundamental, así como que los resultados sean óptimos.

En Clinimagen, el equipo médico titulado en Cirugía Estética, Plástica y Reparadora no solo se encarga de hacer un estudio personalizado del paciente, sino que le acompañan en todo el procedimiento con un seguimiento exhaustivo de cada caso. Los especialistas llevan décadas realizando este tipo de intervenciones y cuentan con el prestigio y la calidad de un centro médico de referencia.

Un grupo de especialistas médicos al servicio del paciente es el mejor seguro de que la intervención tendrá los resultados esperados, se realizará con el mínimo riesgo y será efectiva y segura.

Recuerda:

  1. Se trata de una intervención ambulatoria con anestesia local que no requiere ingreso.
  2. Es una operación sencilla, protocolada, controlada, de corta duración y con efectos duraderos y con buenos resultados en rejuvenecimiento.
  3. Las cicatrices se ocultan bajo los pliegues naturales de la piel de los párpados.
  4. Se pueden recuperar las actividades cotidianas a la semana de la intervención.
  5. El postoperatorio no es doloroso.
  6. El asesoramiento profesional previo a la intervención y un equipo médico cualificado y experimentado son fundamentales para garantizar los mejores resultados y el mínimo riesgo.
Comparte: