abdominoplastiaLa abdominoplastia es la cirugía encargada de eliminar la flacidez abdominal, es decir, el exceso de piel y de acúmulos de grasa de a zona del abdomen. Se trata de una intervención perfecta en personas que hayan perdido una cantidad radical de peso en poco tiempo o en mujeres que tras uno o varios embarazos consideran que su vientre se ha quedado flácido.

Esta cirugía puede ofrecerte muy buenos resultados si se realiza con un cirujano cualificado en un centro médico especializado. Lo más importante es que tengas muy claro que la abdominoplastia es la cirugía que necesitas ya que no es una operación orientada a personas con sobrepeso sino a personas con grasa localizada sólo en la zona abdominal o bien piel sobrante.

Sin embargo, a pesar de tener claras las ideas, son muchos los pacientes que tienen dudas acerca del resultado final. Principalmente se preocupan por la aparición de cicatrices y marcas de gran tamaño, ¿Son muy difíciles de disimular? ¿De qué tamaño pueden llegar a ser las cicatrices de la abdominoplastia?

Cicatrices tras una abdominoplastia

A la hora de someterse a una abdominoplastia existen dos variables. Por un lado se encuentra la miniabdominoplastia y, por otro, una abdominoplastia mayor. La diferencia entre estas dos intervenciones está en las dimensiones de la cirugía que vienen determinadas por la necesidad de cada paciente. Una miniabdominoplastia se realiza a personas que tengan poca flacidez que eliminar por lo que requieren una incisión quirúrgica pequeña. La abdominoplastia en sí es una intervención quirúrgica que tiene como objetivo eliminar una cantidad grande de tejido cutáneo principalmente aunque también adiposo. Esta es precisamente la razón por la que ambos tipos de operación tienen como resultado una cicatriz mayor o menor.

La cirugía se realiza mediante una incisión horizontal justo en la zona donde acaba el abdomen y comienza el pubis por lo que la cicatriz que se va a quedar será justo en esa parte. ¿Cómo quedará exactamente? Esto dependerá casi exclusivamente de la destreza del cirujano que opere que es el encargado de dar los puntos de sutura. Sin embargo, la apariencia final de la cicatriz también depende del proceso de cicatrización y de si éste se ha realizado correctamente. En términos generales basta con seguir las indicaciones médicas, aplicar cremas hidratantes o incluso cremas regeneradoras especiales para cicatrices, no tomar sol en la cicatriz y llevar una vida sana. Esto último tiene importancia ya que hace referencia a no fumar y a no consumir alcohol puesto que estas sustancias ralentizan la cicatrización y, en ocasiones, pueden empeorarla. En cuanto al sol, la no recomendación de coger sol en la cicatriz se debe a que pueden quedarse marcas y cambios de tonalidad en la piel que a la larga costará más quitar.

¿Vale la pena el resultado de la abdominoplastia?

A pesar de que la abdominoplastia genera una cicatriz, ésta no tiene por qué quedar mal tras la cicatrización e incluso podrá disimularse con el tiempo. Existen varias formas de hacer menos visible la cicatriz y, en cualquier caso, el resultado de una abdominoplastia tiende a ser muy exitoso para los pacientes que se la realizan. Es una forma eficaz de lograr un vientre plano sin piel “descolgada” y cuya cicatriz podrá taparse con facilidad con la ropa habitual e incluso la ropa de baño.

En Clinimagen somos especialistas en Cirugía Estética y nuestro equipo médico cuenta con una dilatada experiencia en abdominoplastias. Nuestro objetivo es siempre la satisfacción de nuestros pacientes. Por eso, si tienes flacidez abdominal y quieres eliminarla, te asesoraremos de forma personalizada para que lo logres.

Comparte: