cirugía de párpados

Hay veces en que unos ojos con bolsas o con los párpados caídos pueden producir sensación de cansancio e incluso envejecer el rostro. Una mirada radiante y luminosa aporta personalidad y frescura al rostro. Los ojos son una parte importante de lo que refleja la cara de una persona y, por ello, unos ojos sin ojeras, bolsas o párpados caídos rejuvenecen.

Para lograr una mirada joven libre de estas molestias estéticas se presenta la blefaroplastia o cirugía de párpados. Se trata de una de las cirugías estéticas más demandadas tanto entre hombres como entre mujeres. Y es que la tendencia a tener bolsas o párpados caídos no es cosa de un solo género ni de una sola edad ya que también puede ser producto de la genética y afectar a personas más jóvenes. Sin embargo, es cierto que la mayoría de las personas que se someten a una blefaroplastia suelen tener más de 35 años ya que es a esa edad a la que comienzan a aparecer signos de envejecimiento en la mirada.

Debido a esto precisamente, la blefaroplastia puede combinarse con otros tratamientos de cirugía o medicina estética que tengan como objetivo eliminar arrugas y líneas de expresión como las famosas “patas de gallo”.

Sin embargo, en ocasiones, las razones de una blefaroplastia no son estéticas sino funcionales ya que los párpados caídos pueden afectar a la visión. La cirugía de párpados o blefaroplastia corrige estos problemas. Se trata de un procedimiento quirúrgico que elimina el exceso de grasa de los ojos y el exceso de piel, si fuera necesario, mediante pequeñas incisiones. La intervención dura aproximadamente entre 1 y 3 horas dependiendo de si se realiza sola o en combinación con otro tratamiento de medicina estética.

9 Cosas que debes saber antes de una blefaroplastia

  1. Mejora el aspecto de la mirada eliminando o minimizando las bolsas y los párpados caídos pero no elimina patas de gallo u otras arrugas. Éstos pueden eliminarse con otros tratamientos como toxina botulínica, rellenos faciales o liftings.
  2. Es necesario llevar un control de los problemas oculares si los hubiera como el caso del desprendimiento de retina, el glaucoma y el síndrome del ojo seco. Para evitar complicaciones es recomendable realizarse una revisión oftalmológica previa en determinados casos.
  3. Si el paciente fumase es importante que deje de hacerlo durante las dos semanas antes de la cirugía y también en las dos sucesivas ya que el tabaco ralentiza la cicatrización.
  4. La blefaroplastia es una intervención ambulatoria que se realiza mediante anestesia local o sedación por lo que normalmente no requiere ingreso del paciente y a las pocas horas de la cirugía puede volver a casa.
  5. La cirugía de párpados no deja cicatrices visibles ya que las incisiones se realizan en las líneas naturales del párpado tanto superior como inferior para que al cicatrizar sean imperceptibles.
  6. Los puntos de sutura se retiran a la semana y aunque pueden aparecer ligeros hematomas e hinchazón en la zona, estas molestias desaparecen por completo al poco tiempo.
  7. Durante las primeras semanas es habitual sentir hipersensibilidad a la luz y lagrimeo, pero esta sensación irá despareciendo.
  8. A partir del segundo y tercer día el paciente ya podrá ver la televisión y leer con normalidad.
  9. El uso de lentillas si el paciente las utilizara deberá de posponerse hasta las 2 semanas y la vuelta al trabajo en condiciones normales podrá realizarla a los 10 días.

La blefaroplastia o cirugía de párpados consigue como resultado un aspecto más joven y fresco, rejuveneciendo el rostro del paciente. En Clinimagen somos especialistas en cirugía y medicina estética por lo que contamos con un equipo médico profesional que te ayudará a conseguir la mirada con carácter que deseas.

Comparte: