Cirugía estética facial en otoño Las Palmas

Con la llegada del otoño, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) ha observado un repunte de las intervenciones de cirugía estética facial que aseguran que se prolongará hasta Navidad. Las más demandadas con el fin de las vacaciones estivales son los tratamientos antiarrugas, lifting y la cirugía de párpados.

Los motivos de este aumento en el número de intervenciones se corresponden con las recomendaciones de decenas de estudios. El otoño es la mejor época del año para someterse a una cirugía, sea cual sea la zona, aunque especialmente en el rostro, con la cirugía estética facial. Al planear la operación para otoño, el cuerpo tiene un mayor número de meses por delante para la recuperación de la piel, lejos de factores propios del buen tiempo como la exposición al sol, al cloro de las piscinas, playa, sudoración, cremas solares o cambios fuertes de temperatura.

Sin embargo, aunque la época otoñal pueda ayudar en el postoperatorio, lo más importante en una cirugía estética, sobre todo en un lugar tan visible como la cara, es que el equipo médico que te acompañe en el tratamiento sea profesional y cualificado, específicamente con titulación oficial de Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora.

El asesoramiento, información, sesiones previas, estudio personalizado y calidad médica es lo que dará un resultado óptimo y por ello es importante que se trate en  una clínica especializada. La comunicación entre el paciente y el cirujano creará el equilibrio necesario entre los deseos y la realidad a través de un análisis preciso de la fisonomía.

¿Qué técnicas hay para rejuvenecer el rostro en cirugía estética facial?

El lifting o ritidoplastia consiste en eliminarlas señales más visibles del envejecimiento volviendo a tensar los músculos faciales, redistribuyendo la piel y eliminando el exceso de grasa del rostro y el cuello. La piel comienza a perder su elasticidad natural con los años, este efecto de descolgamiento de la dermis suele hacerse más evidente a partir de los 40. Por ello, las mujeres y hombres de esta edad en adelante son los candidatos ideales para este tratamiento.

Por otra parte, la cirugía de párpados o blefaroplastiaconsiste en la eliminación de la grasa, el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores. Para evitar las cicatrices, las incisiones se realizan en los pliegues naturales del párpado, que evitan que sean visibles.

En cuanto al tratamiento antiarrugas, el tipo de intervención cambia si se aplica relleno y según qué tipo de relleno. El ácido hialurónico tiene un efecto instantáneo y sus resultados se mantienen aproximadamente un año. También se puede optar por un injerto de grasa autóloga, es decir, extraída del propio cuerpo del paciente que ofrece un resultado más permanente a través de una pequeña cirugía. Quizás una de las técnicas más conocidas es la de la toxina botulínica o bótox. Esta intervención anti-arrugas lo que hace es paralizar el músculo responsable del gesto y por tanto de la arruga. Solo se puede utilizar en la mitad superior de la cara, ya que en las mejillas o en la zona bucal no es recomendable.

Comparte: