rejuvenecer la mirada patas de galloLas patas de gallo son una de las principales preocupaciones relacionadas con el envejecimiento. Aunque estas arrugas constituyen una parte natural de las expresiones de los ojos, con el tiempo pueden llegar a ser fijas o alargadas aunque la cara esté relajada, lo que hace que las personas parezcan cansadas o estresadas.

La toxina botulínica ayuda a tratar las patas de gallo proporcionando una apariencia más fresca y natural. Este tratamiento estético ayuda a mejorar el aspecto de las líneas alrededor de los ojos, así como el de las arrugas glabelares que aparecen al fruncir el ceño.

Comparte: