Consentimiento informado en cirugía estética

Consentimiento informado en cirugía estética

En bastantes casos de cirugía estética la insatisfacción de los pacientes con los resultados puede ser una fuente de reclamaciones al no cumplirse las expectativas que se habían marcado.

El consentimiento informado es un documento por el cual se informa al paciente sobre la intervención quirúrgica que se recomienda realizar, sus tratamientos alternativos, riesgos y complicaciones que pudieran aparecer. El paciente debe leerlo y firmarlo antes de la intervención quirúrgica. Con su firma, el paciente acredita que está informado, que ha entendido y acepta la información facilitada. Cada intervención de Cirugía Plástica requiere de un documento específico.

Existe una absoluta necesidad de la obtención previa y necesaria de los consentimientos informados que la Ley considera “imprescindible en casos de intervenciones quirúrgicas, procedimientos diagnósticos y terapéuticos invasores y, en general, aplicación de procedimientos que suponen riesgos o inconvenientes de notoria y previsible repercusión negativa sobre la salud del paciente”.

Los requisitos básicos son: libertad, competencia e información suficiente. Por lo tanto, tiene que entenderse como fruto de la relación clínica, siempre basada en dos pilares insustituibles e inconfundibles: la confianza y el proceso de información más o menos complejo. Tendría que favorecer la comprensión del procedimiento propuesto, decir en qué consiste, las alternativas posibles, la oportunidad y los resultados esperados (con beneficios, secuelas y riesgos), con el fin de llegar a una decisión, ya sea de elección, de aceptación o de rechazo.

 
Ver más información sobre el consentimiento informado

Comparte: