varices

La presencia de varices varía entre mujeres, algunas de ellas tienen una mayor predisposición a padecerlas. Éstas surgen debido a una insuficiencia venosa que provoca una acumulación anormal de la sangre, generando debilidad y llegando a deformar las paredes de las venas.

Las venas varicosas primarias suelen estar vinculadas a un defecto en las válvulas de tipo congénito. El mal funcionamiento de las válvulas evita la correcta circulación de la sangre y no tiene un retorno adecuado.

Existen una serie de factores de riesgo que generan un desarrollo de las varices o arañas vasculares. Entre las múltiples causas, estas son las más frecuentes:

La genética

Si cuenta con antecedentes familiares con varices lo más probable es que usted también las padezca. Aproximadamente la mitad de las personas con varices tienen miembros en su familia que han padecido insuficiencia venosa.

La edad

El envejecimiento puede debilitar las válvulas de las venas y provocar varices.

El sexo

Las mujeres tienen el doble de probabilidad que los hombres de sufrir varices o arañas vasculares en las piernas, debido a la influencia de la progesterona en las venas, una hormona que generan los ovarios.

Embarazo

La presión del feto durante el embarazo eleva la presión sanguínea en las venas de las piernas lo que provoca que éstas se hinchen. Dos o tres semanas después del parto éstas suelen comenzar a desaparecer.

Obesidad y sobrepeso

El exceso de peso aumenta la presión sanguínea de las venas. Además, llevar una vida sedentaria puede agravar las consecuencias de las varices. Por ello es tan importante caminar de manera regular para activar la circulación, además de llevar una dieta equilibrada para poder reducir el peso y disminuir así el riesgo.

Estar de pie o sentado con las piernas cruzadas o curvadas durante tiempo prolongado

Aquellas personas que pasan mucho tiempo de pie o sentado, como administrativos o dependientes de comercio, llegan a sufrir insuficiencia venosa, ya que al pasar mucho tiempo en estas posiciones las venas requieren de mayor esfuerzo para bombear la sangre.

Tromboflebitis

Estar durante periodos prolongados de reposo en cama o el sedentarismo puede llegar a provocar trombos o coágulos.

Anticonceptivos

El uso continuado de anticonceptivos también es un factor de riesgo en la aparición de varices.

Altas temperaturas

Las exposiciones al sol, los baños de agua caliente, las saunas y los baños turcos dilatan las venas llegando a provocar varices.

Ropa y calzado adecuado

El uso de ropa o prendas íntimas demasiado ajustadas puede generar presión sobre las venas, ya que evita el retorno normal de la sangre. También, es importante utilizar un calzado adecuado.

Las varices y arañas vasculares suelen provocar una sensación de dolor, pesadez en las piernas, calambres, hinchazón o sensación de hormigueo. Para evitar que éstas aparezcan es importante realizar ejercicio físico moderado, especialmente aeróbico, que permita la buena circulación de la sangre.

Una vez han aparecido existen diversos tratamientos con los que eliminar las varices, como la microcirugía. Si quieres lucir unas piernas rejuvenecidas no dudes en pedirnos más información.

Comparte: