Todas las respuestas sobre el aumento de pechos

El aumento de pechos o mamoplastia es, junto con la liposucción, la intervención quirúrgica más común en España. La tecnología y los avances médicos han logrado que la cirugía sea segura, efectiva y con los resultados deseados, por lo que cada vez son más las mujeres que se lanzan a la piscina y deciden al fin lucir ese escote deseado.

Se trata de una intervención tan habitual, que ya sea de aumento de pechos, disminución o elevación, suponen entre el 40% y el 50% del total de cirugías estéticas realizadas en España.

En cambio, pasar por el quirófano siempre entraña riesgos e inquietudes. Lo principal antes de tomar la decisión de someternos a una cirugía mamaria es comprobar y resolver todas las dudas que nos puedan surgir. Por este motivo, el equipo médico es clave, ya que un bien cirujano formado y experimentado es la mejor garantía de seguridad, higiene, salud y buenos resultados.

El equipo Clinimagen sabe que el asesoramiento previo es clave, por ello pone a tu disposición todos los servicios, además de un seguimiento exhaustivo y un estudio profesional de cada caso. Las preguntas más frecuentes en nuestros centros médicos suelen ser sobre la cirugía, prótesis y anestesia. Aquí te resolvemos algunas de ellas:

¿Qué pruebas se me harán en el estudio preoperatorio? 

Esta fase es fundamental. El equipo médico de la clínica realizará previo a la operación un exhaustivo análisis sanguíneo y un estudio electrocardiográfico del corazón para evaluar el riesgo anestésico. También se realizará una ecografía o mamografía de los pechos para descartar cualquier anomalía, tumor, quiste o nódulo mamario.

¿Dónde se realiza la intervención?

La cirugía se llevará a cabo en un centro hospitalario, una instalación médica con todas las prestaciones y que tenga máxima calidad asistencial, profesionales y recursos de todo tipo.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza en el aumento de pechos?

Las cirugías mamarias se realizan con anestesia general. Es más cómodo para el cirujano y sobre todo más seguro para la paciente, ya que además de no notar absolutamente ninguna molestia, sus constantes están vigiladas y controladas durante todo el proceso.

¿Es necesario el ingreso?

Al tratarse de una cirugía con anestesia general será necesario que la paciente permanezca ingresada en observación la noche de la intervención. Tras este corto periodo podrá regresar a casa.

¿Qué tipo de prótesis me pondrán? 

Hay diferentes tipos de prótesis según su forma y composición. Es importante que se realice un estudio previo de cada caso en el que se analizará la anatomía, proporciones y deseos de la paciente para dar con la mejor alternativa para cada cuerpo. Independientemente del tamaño y forma, las prótesis siempre cumplen ciertos requisitos. Son de gel cohesivo de silicona, cobertura rugosa y triple capa, lo que hace prácticamente imposible la rotura del implante.

¿Quién me hará el seguimiento postoperatorio? 

En Clinimagen, el postoperatorio tendrá un seguimiento exhaustivo y detallado del cirujano que ha realizado la intervención así como del todo el equipo médico del centro. Hasta el alta definitiva la fase inmediatamente posterior a la cirugía estará detalladamente atendida por el cirujano y posteriormente se harán revisiones periódicas para estudiar la evolución y la perfecta recuperación de la paciente.

¿Qué cubre el precio de la cirugía de el aumento de pechos? 

El precio incluye los honorarios del cirujano, asistentes y ayudantes durante la cirugía, el coste de las prótesis, material quirúrgico, anestesia, y hospital (quirófano y noche de ingreso).

¿Cuánto dura el postoperatorio de el aumento de pechos? 

Tras la intervención se colocarán unos drenajes que se retirarán al ser dada de alta, posteriormente los cuidados se realizan en casa y deben ser seguidos a raja tabla durante las primeras semanas. Se debe evitar el deporte de contacto, levantar peso y elevar demasiado los brazos. Además deberá masajearse las cicatrices con cremas cicatrizantes para que estas se recuperen y sean lo mínimamente visibles. Se recomienda el uso de un sujetador ajustado deportivo durante al menos el primer mes. Normalmente y si todo sigue el proceso habitual, el control postoperatorio se prolongará durante un año, cada vez con visitas más espaciadas en el tiempo.

Comparte: