Eliminar la flacidez

Factores genéticos, una mala alimentación, sedentarismo, cambios radicales de peso, embarazos o simplemente la edad. Estos son solo algunos de los factores que afectan a la piel y provocan la aparición de la temida flacidez. Esta pérdida del tono muscular es muy habitual y tiene solución.

¿Cómo eliminar la flacidez? ¿Es posible deshacerse de ella de forma definitiva?

La respuesta es sí. La flacidez consiste en la pérdida de elasticidad en la piel que provoca su descolgamiento del tejido y de esta forma un aspecto envejecido y poco atractivo. Volver a lucir un contorno definido y una dermis firme y uniforme es una de las principales demandas en cirugía y medicina estética y existen varias soluciones para eliminar la flacidez de forma permanente.

¿Qué tratamientos existen para eliminar la flacidez?

La elección de una técnica u otra dependerá de cada caso en concreto, por lo que es fundamental el asesoramiento profesional en todo momento. En Clinimagen, un equipo médico estudia de manera personalizada a cada paciente para dar con la solución perfecta. Entre los factores a tener en cuenta para decantarnos por un tratamiento u otro entran en juego el volumen de masa muscular y ósea, la elasticidad de la piel, cantidad de grasa, niveles de agua o el tipo de estrías si estas existen.

Si existe mucha flacidez, la mejor alternativa la ofrece la cirugía estética. El lifting puede devolver a la piel la firmeza perdida con una intervención sencilla, controlada y segura. Mediante la cirugía estética, el especialista elimina el exceso de grasa y recoloca la piel en su posición original, uniforme, tersa y con un aspecto saludable.

La medicina estética tiene varias técnicas orientadas a eliminar la flacidez o conservar y mantener los resultados de la cirugía. Según el grado de pérdida del tono muscular se puede acudir a tratamientos en un amplio abanico, tanto en cosmetología, masaje o la electroterapia. Esta última ofrece opciones orientadas a solucionar cada caso, entre ellas destaca la iontoforesis, diatermia o el láser.

¿Y si además de flacidez tengo grasa localizada?

La Lipoescultura Láser consiste en una nueva técnica efectiva y segura de eliminar acúmulos de grasa localizados al mismo tiempo que se evita la aparición de flacidez. Se trata de un láser de doble longitud de onda que licúa esa grasa rebelde en zonas concretas a la vez que favorece la coagulación de los pequeños vasos sanguíneos del tejido adiposo. Gracias a esta doble acción se acelera la producción de colágeno, que crea un efecto de tensado en las capas más superficiales de la piel.

Si quieres saber más sobre LipoLáser o sobre cómo eliminar la flacidez definitivamente acude a nuestros centros. La primera consulta es gratuita, pregunta sin compromiso y atrévete a presumir de una silueta atractiva y firme.

Comparte: