Gigantomastia reducción de pecho

La mamoplastia de reducción de mamas puede ser una petición que va más allá de un problema puramente estético. Uno de los supuestos en los que es necesario llevar a cabo este tipo de intervención es la gigantomastia o hipertrofia excesiva de las glándulas mamarias. En Clinimagen te informamos de lo qué es, cómo se manifiesta y su abordaje a través de la Cirugía Estética.

Gigantomastia

La gigantomastia se manifiesta de la siguiente manera:

  • La mama crece rápidamente durante la pubertad.
  • El pecho no es proporcional al tamaño del cuerpo.
  • Los pezones se expanden.
  • Las mamas exageradamente grandes son aquellas en las que la distancia entre cuello y el pezón llega a los 30 o 35 centímetros, 18 o menos es el considerado el de un pecho normal.
  • La circunferencia del seno es de unos 60 centímetros.
  • Las aureolas pueden llegar a los12 centímetros.

Esta situación conlleva problemas diversos para los que la sufren y que son motivo de consulta en Clinimagen, como son:

  • El volumen y masa del pecho es consecuencia de
  • Dolor en la columna vertebral o los tejidos a consecuencia del volumen y masa del pecho.
  • Sudor debajo de los senos que resulta incómodo, causa mal olor, erupciones y picor
  • Limitaciones en actividades deportivas y sociales.
  • Problemas en las relaciones.
  • Curvatura de la  espalda debido a cambios posturales por el exceso de peso.
  • Problemas de tipo psicológico, como falta de autoestima, complejos, etc.
  • Dificultades para encontrar ropa interior.
  • En casos raros puede acarrear isquemia de la mama.

Para dar solución a esta realidad, el mejor diagnóstico para aliviar este problema físico es someterse a una operación de mamoplastia de reducción de pecho, –mediante la eliminación de grasa, piel y tejido mamario–, si bien en muchos casos se suele espera hasta que el pecho se haya desarrollado totalmente, si los problemas físicos son muy importantes se pueden realizar antes.

Si lo que te preocupa son las cicatrices, lo cirujanos plásticos de Clinimagen harán todo lo debido para que se noten lo menos posible; no obstante, éstas se irán disimulando con el paso del tiempo. Pero debes saber que tras una reducción mamaria han de pasar unos meses hasta que tus pechos tengan el aspecto definitivo; valdrá la pena la espera para poder tener una imagen más proporcionada con unos pechos más ligeros, saludables y estarás lista para realizar cualquier tipo de actividad y vestir a tu gusto sin limitaciones.

Comparte: