¿Qué son las arañas vasculares o varices?

Decimos que existen arañas vasculares o varices cuando una vena se dilata apareciendo de forma endurecida y, en algunos casos, dolorosa. Las varices son el resultado del mal retorno de la sangre lo que produce la dilatación y la deformidad de las venas.

¿Cuál es la causa de las varices?

Las causas de las varices son variadas desde la predisposición genética hasta el estilo y la calidad de vida pasando por enfermedades o el embarazo. Sin embargo lo más preocupante de las arañas vasculares es lo que pueden producir ya que pueden ser causantes de enfermedades más complicadas como trombosis o flebitis. Por esta razón es importante mantenerlas a raya cuando aparecen y existen varias opciones al respecto.

¿Cómo prevenir las varices?

La zona más afectada por este tipo de venas varicosas son las piernas y, aunque ya se tengan algunas, es importante prevenir la aparición de más. ¿Cómo hacerlo? Muy simple, vida sana, es decir, realizar ejercicio de manera regular y comer sano ya que, mientras el cuerpo no soporte peso en exceso y esté activo, el retorno de la sangre hacia el corazón se realizará de mejor manera porque mejorará la circulación. Aunque también existen pequeños trucos que evitan su aparición y su empeoramiento, como no cruzar las piernas al estar sentado ni usar tacones altos.

¿Cómo eliminar las venas varicosas?

Hoy en día existen numerosos cosméticos para tratar la piel con varices, pero no son efectivos a la hora de eliminarlas, simplemente ayudan a ocultarlas ligeramente. Por esta razón la medicina estética ha introducido nuevas formas de procurar la eliminación total de las arañas vasculares. Así, el tratamiento más conocido y más eficaz que existe es la esclerosis vascular, un tratamiento efectivo si se aplica sobre varices medianas y pequeñas. Los tratamientos con esclerosis vascular suelen durar entre 15 y 60 minutos y se realizan en varias sesiones para asegurar el éxito del procedimiento.

¿Qué tipos de técnicas de esclerosis vascular existen?

Existen varios tipos de técnicas de esclerosis vascular, pero todas ellas se basan en conseguir un efecto coagulante en la vena varicosa. Sin embargo, lo importante es que sea el médico o el centro médico el que decida qué tipo de técnica es la más adecuada para cada paciente.

  • Esclerosis química: es la más común, Se trata de inyectar en forma líquida una sustancia coagulante, un esclerosante, en la vena varicosa para que ésta vaya desapareciendo con el paso de unos días o semanas.
  • Crioesclerosis: Consiste, al igual que la anterior, en inyectar la sustancia líquida, pero en este caso a una temperatura menor a 30 grados.
  • Electroesclerosis: se trata de realizar pequeñas corrientes eléctricas con el fin de producir el efecto coagulante. La intensidad es muy baja por lo que no resulta dañino o peligroso.
  • Esclerosis con espuma: En este caso se trata de inyectar el líquido esclerosante en forma de espuma para que la reacción sea mayor.
  • Fotoesclerosis: Esta técnica se centra en el uso del láser para proporcionar el efecto coagulante en la araña vascular.

¿Qué hay que saber antes de realizarse un tratamiento de Esclerosis Vascular?

Para poder realizarse este tratamiento es importante que el paciente no haya cogido sol en la zona a tratar durante el mes anterior al tratamiento. También es necesario que no tome rayos UVA. Estos dos requisitos son indispensables tanto antes del tratamiento como mientras se está realizando el tratamiento de esclerosis vascular.

¿Qué hay que tener en cuenta después del tratamiento?

El paciente tendrá la zona tratada cubierta por un vendaje que deberá mantener durante las 48 horas siguientes y, tras esto, podrá quitarse el vendaje. Además de esto, es importante que en un período de 3 meses la zona tratada no reciba exposición solar. Esto es importante de cara al cuidado de la piel ya que si se expone al sol antes o después del tratamiento es muy probable que salgan manchas indeseadas.

¿Los resultados son definitivos?

Si el tratamiento con esclerosis vascular se realiza correctamente siguiendo todas las indicaciones tanto antes como después de su realización y con los profesionales adecuados así como en la cantidad de sesiones que se recomienda, sí debe ser definitivo. Sin embargo, no se puede asegurar que no se vaya a dar nuevas apariciones de varices ya que esto depende exclusivamente del estilo de vida del paciente y de cómo se cuide por dentro y por fuera.

Con el fin de que puedas olvidarte de esas incómodas varices, en Clinimagen tenemos un equipo altamente cualificado para que le digas adiós a las arañas vasculares y luzcas unas piernas perfectas.

Comparte: