Hilos tensores

Hilos tensores

Los hilos tensores son unos hilos especiales y muy delgados que sirven para tensar la piel del rostro y devolverle la firmeza que ha perdido con la edad. Se utilizan en Medicina Estética para la recolocación de los tejidos faciales a una posición más tersa, tras su descolgamiento por la pérdida de elasticidad de la piel.

Con el tratamiento estético de hilos tensores se elevan los tejidos relajados ofreciéndole a la piel del rostro una imagen rejuvenecida y sana, con un aspecto igualmente natural y con un procedimiento sencillo y nada invasivo.

Supone la alternativa más natural para el rejuvenecimiento facial y sus resultados son de larga duración y visibles de inmediato.

¿EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO DE LOS HILOS TENSORES?

El procedimiento se lleva acabo a través de unas pequeñas incisiones realizadas en puntos estratégicos del rostro, que suelen localizarse en la parte anterior y posterior al lóbulo de la oreja, en el corte de la sien con el comienzo del cuero cabelludo o en la cara interna de la boca.

Desde estas incisiones el medico especialista aplica los hilos tensores, que serán de diferente largo según la zona a elevar. El especialista se ayuda para insertarlos de unas  agujas especiales, que posibilitan que estos se fijen en la piel y se tensen, de forma que la dermis vuelva a su posición original más tensa y firme eliminando la flacidez.

Este tratamiento está orientado para corregir la falta de firmeza en las mejillas, la flacidez del cuello, el ceño y según el caso puede ser recomendable completarlo con la toxina botulínica y rellenos para los surcos verticales nariz-labio. Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo que ofrece resultados duraderos y apreciables de forma inmediata. No requiere recuperación posterior y sus efectos son a largo plazo.

Asesoramiento profesional y equipo médico

Lo más importante en la medicina estética es siempre el asesoramiento profesional. Para ello, acudir a profesionales médicos es fundamental, los especialistas resolverán todas las dudas posibles, estudiarán cada caso de forma personalizada y darán con la fórmula y método adecuado para cada paciente.

Contar con un equipo médico cualificado es clave para asegurar unos resultados óptimos, que esta sea segura y que tenga el mínimo riesgo. La calidad de un centro especializado es garantía de higiene, seguridad y salud. En Clinimagen, el equipo médico está formado y cualificado en medicina estética con décadas de experiencia en intervenciones de este tipo.

Comparte: