implante-mamario

Algunas mujeres operadas deciden volver a operarse ya sea para aumentar o disminuir el tamaño de los implantes. Tan importante es tomar la decisión de someterse a una mamoplastia de aumento, como saber cuál es el tamaño correcto y no equivocarse.

Para ello es imprescindible tener varias entrevistas con el cirujano y que éste entienda cuáles son tus expectativas. Una buena comunicación médico-paciente es clave en las operaciones estéticas.

Además, debemos tener muy en cuenta que el tipo y tamaño de la prótesis no depende únicamente del deseo del paciente. El cirujano debe realizar un estudio personalizado de cada caso y analizar así cual es la prótesis más adecuada.

Tamaño proporcionado

La estructura y medidas de cada cuerpo determinará el tipo de implante y el tamaño de éste para conseguir un resultado armónico, natural y acorde con la fisonomía de cada mujer.

Por ejemplo, un implante de 300cc puede parecer pequeño en la estructura corporal de algunas mujeres y demasiado grande para las medidas anatómicas de otra paciente.

En ningún momento debes querer emular el resultado de la intervención de aumento de pecho que has visto en otra mujer ya que el resultado variará según la altura, el peso, el tamaño del tórax, de la glándula mamaria, el tipo de pecho…

Durante la consulta el cirujano tomará las medidas necesarias para que consigas un resultado óptimo tras la mamoplastia.

Además, es importantísimo realizar una simulación del resultado antes de someterse a la cirugía, podrás visualizar el resultado e indicar al médico si prefieres más o menos talla.

El tamaño del implante puede verse limitado

La elasticidad de la piel o la cantidad de tejido mamario existente son determinantes a la hora de decidir qué implante es el idóneo. La piel debe ser suficientemente elástica para cubrir el implante por completo.

Muchas mujeres quieren un pecho grande si o si, pero si te decides por un implante demasiado grande y tu piel no es lo suficientemente elástica no conseguirás el resultado esperado de la operación y ocasionar complicaciones post operatorias como la aparición de estrías, dolor de cuello y espalda, entre otras.

Las cirugías de aumento de pecho son las más demandadas en todo el mundo, con altos índices de satisfacción. Si estás decidida a someterte a esta intervención no dudes en consultar a tu médico todas las cuestiones que tengas. La comunicación es la clave para obtener el resultado que deseas.

Comparte: