duración de los implantesEl aspecto del escote es una de las preocupaciones más frecuentes entre las mujeres hoy en día. El pecho es considerado símbolo de feminidad y sensualidad por lo que en muchas ocasiones no tener el pecho deseado puede producir algún tipo de complejo. Ya sea por el tamaño del pecho como por su forma o su caída, el aspecto general de los senos es importante para gran parte de la población femenina. De hecho, esta es la razón principal por la que muchas mujeres optan por someterse a una cirugía de aumento de pecho o de elevación de pecho.

Normalmente estas cirugías de remodelación de pecho llevan aparejado un aumento de la calidad de vida ya que proporcionan mayor seguridad y confianza a las pacientes en su día a día. Sin embargo, cuando se trata de añadir implantes mamarios es normal que aparezcan interrogantes como qué tipo de prótesis es la ideal en forma y tamaño, pero también es común preguntarse por la durabilidad de éstas. ¿Son las prótesis mamarias duraderas o deben cambiarse con el paso de los años? ¿Tienen fecha de caducidad y se estropean con el tiempo?

Duración de los implantes mamarios

Hoy en día la calidad de las prótesis mamarias ha aumentado considerablemente y son más seguras de lo que nunca han sido. Por esta razón el porcentaje de complicaciones producidas por los implantes mamarios es cada vez más bajo. Esto sucede principalmente porque estos implantes pasan por numerosos controles que certifican su calidad para un uso correcto y sobre todo duradero.

La principal diferencia entre las antiguas prótesis mamarias y las actuales se encuentra en su contenido, es decir, en el material que las compone. Antes las prótesis estaban compuestas por silicona líquida o semi líquida, por tanto, un gel de baja cohesividad que proporcionaba ciertos riesgos. Este tipo de silicona hace que en el implante se formen arrugas por lo que aumenta su probabilidad de romperse. Otro problema derivado de este tipo de implantes es que tienden a producir fugas por las que la silicona se escapa por fuera del bolsillo del implante. Estas dos circunstancias eran las razones por las que era conveniente cambiar las prótesis cada 10 o 15 años.

En la actualidad, sin embargo, este tipo de problemas no suceden debido a que las prótesis mamarias están formadas por gel de alta cohesividad lo que significa que la silicona que hay en su interior es sólida. Se trata de un gel de silicona con aspecto de goma y esto quiere decir que aunque hubiese un caso de rotura del implante el contenido no se esparciría ni se deformaría. Esta característica hace que los implantes mamarios tengan una gran durabilidad y, en ocasiones, no sea necesario cambiarlos nunca.

Con el paso de los años simplemente hay que llevar un control del estado de las prótesis mamarias. Normalmente este control se realiza en torno a los 15 años desde la cirugía para comprobar que no existe ningún problema. Se trata de una prueba sencilla que el cirujano tiende a repetir cada 10 años tras la primera visita a los 15 años. Aunque existen ocasiones en las que se recomienda el cambio de prótesis mamaria con los años, éste no es obligatorio y en circunstancias normales tampoco necesario. Además, los implantes mamarios de calidad llevan consigo una garantía de por vida con la que se cubre el reemplazo de las prótesis en caso de rotura.

En Clinimagen somos especialistas en cirugías de remodelación de pecho y queremos ayudarte a cumplir tus deseos. Si estás planteándote una cirugía de aumento o elevación de pecho este otoño no dudes en contactar con nuestro equipo médico que te asesorará de forma individualizada.

Comparte: