Implantes mamarios y lactancia

Implantes mamarios y lactancia

La cirugía se presenta como una de las mejores opciones para dar mayor tamaño y consistencia a nuestro pecho. Sin embargo, muchas mujeres tienen dudas sobre cómo podrían afectar las prótesis a la lactancia del bebé en el caso de quedarse embarazadas.

Según las investigaciones y estudios que se han realizado, no existe ningún peligro en amamantar a los niños tras someterse a un aumento de pecho. Las prótesis que se utilizan actualmente no interfieren en la salud de nuestro bebé pero, para que esto se cumpla, la operación debe realizarse en una clínica de confianza que garantice el empleo de productos de calidad.

La colocación de los implantes, un factor clave

A pesar de que la mamoplastia no es peligrosa para el bebé, es necesario que tengamos en cuenta una serie de recomendaciones antes de someternos a una operación de aumento de pecho:

  • La mejor opción es colocar los implantes detrás del músculo pectoral para que la cicatriz quede en el inferior de la m
  • Se debe evitar introducir el implante por la areola ya que la cicatriz se quedaría en el interior y se podrían lesionar los conductos galactóforos, que son los encargados de llevarle la leche al bebé. El cirujano no podrá dañar los nervios, los conductos ni las glándulas mamarias o la capacidad para producir leche podría disminuir.
  • Hay que tener claro que la salud del bebé no corre peligro. El material del que están hechas las prótesis no se traspasa hasta la leche y, por lo tanto, no llega nunca al bebé. Si por alguna extraña razón el material se saliese del implante, la cantidad sería mínima y no provocaría contraindicaciones en el niño.
  • A pesar de que los implantes no son perjudiciales, se debe tener un periodo de adaptación de aproximadamente diez meses para que cicatricen bien. Si se desea tener niños próximamente, debe planteárselo antes de someterse a la cirugía.
  • La forma de las mamas puede sufrir alteraciones tras el embarazo. Las bruscas subidas y bajadas de peso pueden favorecer la aparición de estrías o flacidez, tanto en las mujeres que están operadas como en las que no. Es necesario destacar que, en muchos casos, no se experimentan cambios en la forma del pecho tras este periodo.

Especialistas cualificados

Lo más importante a la hora de realizarte una cirugía es estar en manos de especialistas cualificados y experimentados. En Clinimagen contamos con un equipo de profesionales especializado en diversas materias: cirugía plástica y estética, medicina estética y esteticista cosmetóloga. Nuestros cirujanos te acompañarán durante todo el proceso y te ofrecerán todo el asesoramiento necesario antes, durante y después de la intervención.

Nuestra clínica tiene más de 20 años de rigurosidad científica y las opiniones de nuestros pacientes así lo avalan. Si quieres realizarte un aumento de pecho, este es el mejor momento. Hasta el próximo 15 de septiembre estamos en promoción y disponemos de un precio inigualable para la mamoplastia. Además podrás beneficiarte de nuestra financiación también en verano.

Comparte: