implantesCada vez son más las mujeres que deciden someterse a una cirugía de aumento de pecho. Sin embargo, cuando acuden a nuestra consulta suelen venir con muchas dudas. Una de las preguntas más comunes que nos realizan es qué tipo de implantes deben ponerse. Principalmente se refieren al tamaño y a la forma de las prótesis ya que no conocen las diferencias entre las redondas y las anatómicas.

¿Qué tipo de implantes existen y cuándo se coloca cada uno?

Dentro de los implantes mamarios destinados a aumentar al talla del pecho hay que diferenciar entre implantes de gel líquido e implantes de gel cohesivo. Hoy en día casi todos los implantes que se utilizan para este tipo de intervenciones suelen ser de gel cohesivo ya que es el más seguro. El gel cohesivo es un gel sólido gelatinoso que se encuentra dentro de la prótesis y, por tanto, en caso de rotura evita problemas de fuga.

Tras comprobar la calidad de los implantes lo siguiente que debes tener en cuenta es la forma que más se adapta a ti. Existen dos tipos de prótesis mamarias según su forma: anatómicas o redondas. ¿Cuándo se colocan unas y cuándo otras?

Lo primero que debes saber es que el volumen es un dato muy relevante ya que a partir de él se pueden decidir si los implantes serán anatómicos o redondos. Si se trata de volúmenes pequeños entre 180 y 220 cc no hay una gran diferencia entre prótesis anatómicas y redondas. El resultado en implantes de pequeño tamaño tiende a ser muy natural y la diferencia entre los tipos de prótesis no es apenas perceptible.

En cambio cuando el volumen aumenta sí se debe hacer una diferencia entre los implantes. Lo principal antes de elegir un tamaño es considerar el diámetro de la base del pecho y su forma. Hay casos en los que las mamas son anchas en la base y, por tanto, las prótesis redondas pueden ofrecer un resultado muy acertado. En cambio si se trata de mamas que han sufrido embarazos, lactancia o pérdidas de peso radicales de forma casi indudable se utilizan las prótesis anatómicas. En cuanto a aquellas mamas que son estrechas en su base también suele ser conveniente colocar una prótesis anatómica.

Hay que tener en cuenta que lo primordial es ofrecer un resultado natural además de voluminoso y atractivo. Por esta razón, lo más importante es que las prótesis elegidas tanto en tamaño como en forma estén acordes al cuerpo de la paciente. Piensa que igual que cada cuerpo es diferente, cada mama también por lo que el cirujano es el único con conocimientos para poder asesorarte sobre el tamaño y la forma a elegir. Por supuesto siempre debe tratarse de un acuerdo entre la paciente y el especialista dependiendo ante todo del objetivo que estés buscando con la cirugía. No es lo mismo querer un escote con efecto “push up” que un escote con un efecto más natural.

En conclusión, lo primero que debes hacer es tener claro qué es exactamente lo que quieres conseguir con la cirugía. Mientras más específico sea tu deseo mejor podrá asesorarte el cirujano y más acertada será tu decisión final.

En Clinimagen como expertos en Cirugía Estética sabemos lo importante que son los resultados en una intervención. Por eso contamos con un equipo médico que te realizará un estudio de tu caso específico para que consigas exactamente los pechos que tú quieras.

Comparte: