La celulitis, uno de los problemas estéticos que más preocupa a las mujeres

La celulitis es uno de los problemas estéticos que más preocupa a las mujeres ya que el 85% la padece, según datos estadísticos.

Ésta se produce cuando hay un aumento de tamaño de células adiposas (adipocitos) y las causas pueden ser varias: hormonales, problemas circulatorios, mala alimentación, retención de líquidos, vida sedentaria, medicamentos, menopausia,…

¿En que zonas aumenta la celulitis?

La celulitis aumenta en zonas donde no hay un buen riego sanguíneo, las piernas y los glúteos son las zonas más alejadas del corazón y normalmente las zonas más afectadas. La celulitis en los hombres no pasa lo mismo porque la zona de acumulación de tejido graso es la parte abdominal y porque los adipocitos masculinos tienen una forma estructural distinta a los femeninos. Cuando los adipocitos masculinos crecen no provocan la antiestética piel de naranja.

Tipos principales de celulitis

Existe tres tipos principales de celulitis. La edematosa es fácil de identificar, es blanda, produce acolchamiento al tacto y provoca pesadez de piernas. La fibrosa es dura, dolorosa al tacto, compacta y es la más difícil de mejorar. Y la flácida es aquella que la piel ha perdido firmeza, elasticidad, envejecimiento de la piel o cambios drásticos de peso, haciendo muy visible la piel de naranja.

Tratamiento de la celulitis

Para tratar la celulitis se debe actuar sobre la circulación sanguínea lo que suele conllevar tratamientos prolongados en el tiempo. Todos los procedimientos estéticos orientados a la eliminación de celulitis tienen que ser estudiados y realizados por un equipo médico cualificado, debe ser un especialista sanitario el que analice cada caso, el tipo de celulitis, zona, causa de su aparición entre otros parámetros y estipule la técnica adecuada y el plan a llevar a cabo para su eliminación.

Existe un amplio abanico de tratamientos que tienen como fin la eliminación de la misma, aunque no todos actúan de la misma manera ya que están orientados a mejorar un tipo de celulitis u otra o a actuar sobre una zona determinada. El procedimiento que se va a llevar a cabo debe estar estudiado de forma personalizada según las características de la paciente. Entre las técnicas que hay actualmente y que ofrecen los mejores resultados, destaca el LipoLáser, una tecnología de última generación poco invasiva y efectiva.

Comparte: