La mamoplastia de aumento y el sol

Aún quedan unos meses para que empiecen los ansiados meses de descanso del verano, para tendernos al sol y dejar que nos cubra su calor en todo el cuerpo. Pero si has decidido someterte a una intervención de aumento de pecho, debes saber que el sol no será tu mejor aliado al menos al principio, ha de dejar pasar un tiempo para que te expongas, por lo que ahora es el momento perfecto para hacerte la mamoplastia de aumento y tengas tiempo de recuperarte para el verano.

Te ofrecemos una serie de recomendaciones para que te recuperes y luzcas nueva imagen en la época estival, si bien, las mejores pautas te las aportará tu cirujano en función de tus propias características, pues todos somos distintos y tenemos reacciones diferentes.

La mamoplastia y el sol

  • Espera al menos unos tres meses para tomar el sol tras la mamoplastia. Ayudará a que la prótesis se asiente en el pecho con totalidad, pero sobre todo ten en cuenta que deberá ser cuando la cicatriz no tenga restos de inflamación.
  • Usa un sujetador especial para que la prótesis esté en su sitio y no se desplace.
  • Al podrás ponerte un sujetador normal.
  • Si practicas deporte será mejor esperar un poco para volver a realizarlo.
  • Si fumas, deja el tabaco, su consumo reduce el flujo de la sangre y el oxígeno necesario para la correcta cicatrización de la herida.
  • El consumo de vitamina C y D vendrá de maravilla.
  • Para reducir la influencia de los rayos solares, te aconsejamos  utilizar cremas solares con protección total de factor 50, sombreros de ala ancha y sombrillas de playa.

También debes saber que el sol oscurece las marcas de cicatrices, de ahí la importancia de proteger la zona afectada, si bien cuando el acceso para el aumento de mama haya sido la areola, la exposición solar podrá ayudar a que ayuda a repigmentar la línea cicatricial y, por tanto, disimulando su presencia.

No obstante, pueden darse algunas complicaciones tras la mamoplastia que debes tener en cuenta y que pueden obligar a aplazar el disfrute del calor del sol. Estos inconvenientes que se pueden dar son los hematomas, la contractura capsular, posibles infecciones y los seromas.

  • Los hematomas o acumulaciones de sangre, por lo general, desaparecen a los pocos días sin necesidad de tratamiento, aunque se pueden utilizar drenajes para evitarlos.
  • La contractura capsular se produce en casos muy excepcionales dado el avance de las nuevas tecnológicas, las nuevas técnicas y los nuevos modelos de prótesis. Se distinguen por un endurecimiento y contracción del tejido que se crea en el pecho para aislar y envolver el implante.
  • Puede que observes algún pico de fiebre y en algunos casos una inflamación del pecho que puede ser originado por una infección que será tratada con antibióticos.
  • Respecto a los seromas, se trata de una acumulación de líquido alrededor del implante; no hay que preocuparse, es algo muy normal y en pocos días será absorbido por el organismo.

En Clinimagen tú eres nuestra prioridad y te daremos las recomendaciones adaptadas a tu caso para que tu recuperación sea absoluta.

Comparte: