El Lifting facial, ritidectomía o estiramiento del rostro

Lifting facial, ritidectomía o estiramiento del rostro

El Lifting facial, ritidectomía o estiramiento de la cara es una intervención quirúrgica que tiene como objetivo el estiramiento de la piel para paliar los síntomas de envejecimiento en rostro y cuello. Con la edad, la piel pierde su elasticidad natural y tiende a caer y a formar arrugas o surcos. El lifting facial busca eliminar los signos del paso de los años y devolverle a la cara un aspecto más firme y joven.

Las señales que sufre el rostro con la edad suelen ser principalmente arrugas, surcos, arrugas entre las cejas (fifting frontal), aumento de  profundidad del surco nariz-labio, aparición de surcos en la zona labio-mentón, caída de la barbilla, difuminación de la forma de la mandíbula, caída de los tejidos de la mejilla, papada y flacidez de la piel del cuello.

Con el lifting facial es posible recuperar una piel tersa en el rostro, paliando los estragos de la edad sobre la dermis. Al volver a darle al rostro la firmeza que le es propia y el contorno estructural original, la cara luce más joven, sana, y se elimina esa imagen estética de cansancio o envejecimiento.

¿En qué consiste la cirugía de lifting facial?

Antes de la cirugía en sí misma, en el centro médico se llevará a cabo desde un mes antes del proceso quirúrgico una técnica de peeling, que colaborará a una mejor irrigación sanguínea de los tejidos faciales así como a un mejor aspecto de la dermis a tratar.

El lifting facial es una cirugía que se realiza bajo anestesia general normalmente. De esta manera el cirujano tiene las constantes del paciente controladas y monitorizadas en todo momento. La duración de la intervención varía según cada caso en concreto. Los signos del envejecimiento suelen observarse en la zona periocular (alrededor de los ojos) y van descendiendo por la estructura facial hasta el cuello y escote. Según cuantas áreas de la cara se quieran intervenir, la colocación y extensión de las incisiones y el grado de envejecimiento que se quiera solventar, tendrá una duración u otra.

Antes de la cirugía, es necesario un estudio personalizado de la morfología facial y las zonas a tratar, tras este análisis se procede a intervenir. El procedimiento se basa en reposicionar las capas musculares, piel, grasa, retirar el tejido sobrante y recolocar la piel con firmeza. Para ello, se realizan incisiones que van desde 5 centímetros por encima de la oreja y descendiendo dándole la vuelta a la oreja, ascendiendo hasta la mitad de ella y prolongándose horizontalmente hacia atrás.

Si es necesario actuar sobre la frente, la incisión se realizará en el corte de la dermis con el cuero cabelludo, y sobre el cuello en la línea natural bajo el mentón. Todas las incisiones están posicionadas para que se camuflen con la morfología normal del rostro y sean imperceptibles.

Tras realizar las incisiones necesarias se levanta la piel junto al tejido SMAS y se estiran en la dirección adecuada, hacia arriba o hacia fuera según la zona. De esta manera se recolocan los tejidos en el lugar correcto mediante una técnica quirúrgica denominada ritidectomía compuesta. Además de la piel, la cirugía se concentra sobre las estructuras musculares, óseas y grasas de la cara, lo que permite unos resultados más naturales y más duraderos a medio y largo plazo. Con este método, los resultados finales son mejores y se mantienen por un mínimo de seis años.

El postoperatorio en el lifting facial

Tras la cirugía y la sutura, se colocan unos pequeños tubos bajo la piel que actúan como drenaje para que no se acumule ningún exudado o sangre. Al salir del quirófano, el paciente llevará los ojos cubiertos por un parche, en ocasiones la cabeza envuelta en un vendaje acolchado y con un sistema de drenaje cerrado o abierto. Los apósitos, el vendaje y el parche se retiran al siguiente día o a los dos días, periodo en el que se da el alta hospitalaria.

Durante los primeros días, es normal observar la inflamación de las zonas tratadas, que irá progresivamente desapareciendo, normalmente a las dos semanas. El postoperatorio no acostumbra a ser doloroso, aunque sí es habitual notar tirantez en la piel tras la cirugía. Es parte del proceso de readaptación del rostro tras la intervención.

Durante los primeros 3 o 5 días es necesario el uso permanentemente de un vendaje o faja. Tras este periodo puede retirarse para realizar vida normal y solo usarse a la hora de dormir.

El equipo médico y el asesoramiento profesional para el lifting facial

Cualquier cirugía necesita de un equipo médico cualificado, más aún si se trata de la cara. Antes de programar la intervención es fundamental ser asesorado por los mejores profesionales. El lifting facial se trata de una reconstrucción del rostro y como tal requiere de un especialista con años de experiencia que resuelva todas las dudas, vaya de la mano del paciente durante todo el procedimiento y prevea y analice el caso concreto y los posibles resultados.

Además del asesoramiento, es muy importante garantizar la cualificación del equipo que va a intervenir y del centro médico. En Clinimagen llevamos la calidad como principio básico y siempre ponemos este valor como prioridad en el proceso al completo. Los especialistas son titulados en Medicina Especializada en Cirugía Estética, Plástica y Reparadora y acumulan décadas de veteranía en intervenciones de este tipo. Un personal sanitario profesional es la mejor garantía de resultados, seguridad, calidad y salud. En Clinimagen lo sabemos, es esta formulación la que ha hecho al centro referente del sector.

Recuerda:

  1. El lifting facial es una de las mejores alternativas para el rejuvenecimiento facial y de las más completas.
  2. Se trata de una cirugía segura, controlada, protocolada y de corta duración bajo anestesia general.
  3. Se puede volver a hacer vida normal pocas semanas después de la intervención.
  4. Los resultados son duraderos a corto y largo plazo.
  5. Contar con un estudio personalizado previo, asesoramiento profesional, equipo médico y un centro homologado y con todas las prestaciones es fundamental.
Comparte: