lipoláser

El lipoláser o lipoescultura láser es la innovadora técnica de cirugía estética que elimina la grasa localizada mediante la tecnología láser. Es un tratamiento especialmente indicado para hombres y mujeres con grasa muy incrustada que no ha desaparecido tras dieta y ejercicio. El exceso de acúmulos de grasa produce un efecto de piel irregular y el lipoláser corrige esto otorgando uniformidad y homogeneidad a la piel.

Cualquier persona que tenga grasa localizada puede realizarse esta intervención, pero el porcentaje de grasa no debe ser demasiado grande. Personas con un sobrepeso mayor del 20% o mujeres embarazadas así como personas con problemas cardiovasculares no es conveniente que se realicen este tratamiento.

¿Cómo funciona el lipoláser?

Se trata de un procedimiento quirúrgico de corta duración, entre 30 o 40 minutos por sesión, aunque esto depende principalmente del tamaño de la zona a tratar. Se utiliza anestesia local o sedación en la zona donde se encuentran los acúmulos de grasa persistente para facilitar el proceso.

El funcionamiento de esta intervención se basa en utilizar la tecnología láser para diluir los acúmulos adiposos. Esto se consigue realizando pequeñas incisiones por donde se introduce una cánula en cuyo extremo se encuentra la fibra óptica que transmite la luz láser. Luego se realizan movimientos para licuar la grasa y una vez esté licuada se lipoaspira con una cánula que la succiona. El control de este procedimiento es muy minucioso por lo que no afecta a ningún otro tejido sino solamente a la grasa. Además, combinando las longitudes de onda se fomenta la producción de colágeno en la piel por lo que se reduce la flacidez y se aumenta la firmeza.

Las ventajas de la liposucción láser son muchas con respecto a la liposucción tradicional ya que esta es mucho más invasiva. En la liposucción tradicional se aplica al paciente anestesia general mientras que el tratamiento con lipoláser es una intervención ambulatoria en la que se utiliza anestesia local. Este hecho hace que no se precise el ingreso del paciente en el hospital.

Otra de las claras ventajas del lipoláser frente a la liposucción tradicional es que esta última no puede evitar la aparición de flacidez en la zona en la que se extrae la grasa mientras que en el lipoláser se consigue un efecto reafirmante en la piel reduciendo así la flacidez.

Recuperación y resultados

La recuperación de una intervención de lipoláser es mucho más rápida que la de una liposucción tradicional ya que la anterior requiere hospitalización y esta no. Esta circunstancia posibilita que el paciente vuelva el mismo día a su casa y en 24-48 horas pueda volver a su vida normal reincorporándose a sus actividades cotidianas como el trabajo. Este tratamiento apenas deja marcas en la piel ya que se realizan puntos de sutura mínimos que al cicatrizar apenas son perceptibles.

Los resultados del lipoláser son definitivos siempre y cuando el paciente se cuide comiendo de forma saludable y haciendo deporte habitualmente. En el caso de que el paciente engorde volverá a acumular grasa, pero ésta nunca se formará de la misma manera en la que estaba antes del lipoláser. Esto sucede porque el lipoláser alisa la piel y le otorga firmeza lo que ocasiona que al volver a crear nuevos acúmulos de grasa éstos no aparecerán tan localizados como antes sino que la grasa se repartirá de forma más uniforme y homogénea que antes.

La lipoescultura láser o lipoláser ofrece muy buenos resultados a los pacientes y un grado de satisfacción muy alto. En Clinimagen, somos especialistas en remodelar figuras mediante la cirugía estética. Contamos con un equipo médico referente en Canarias que ofrece el mejor trato personalizado a sus pacientes para que consigan el cuerpo que desean.

Comparte: