sonrisaEl peeling cutáneo se puede realizar utilizando varias técnicas. Estas técnicas varían en función de su forma de actuar o de la profundidad a la que penetren.

  1. Peelings mecánicos. La técnica mecánica se realiza con cepillos, tornos, cristales, lija o piedra. Un ejemplo de esta forma de peeling es la Dermoabrasión. La Dermoabrasión es un tipo de peeling que consiste en erosionar de forma mecánica la parte superficial de la piel. El proceso se realiza mediante el uso de un rodillo que lleva partículas de diamante o de otros materiales. La abrasión se realiza hasta alcanzar el nivel más seguro de la piel. Este sistema es él más utilizado para mejorar el aspecto de las cicatrices dejadas tras accidentes, en el caso de cirugías previas así como para eliminar las secuelas del acné. La Dermoabrasión también obtiene excelentes resultados al tratar todo tipo de arrugas verticales fundamentalmente aquellas llamadas de código de barras que se alinean alrededor de la boca.
  2. Peelings físicos. Esta técnica se realiza por medio del laser resurfing con Co2 y Erbium. Este laser se utiliza en la mayoría de los casos para remover áreas lesionadas o líneas de expresión. El laser Co2 produce no solamente una igualación de las superficies de la cara que están irregulares sino que, como otros peelings, promueve la formación de sustancias vitales para la piel que actúan como relleno.
  3. Peeling químico. El peeling químico es un tratamiento no quirúrgico que se basa en la disminución más o menos profunda de capas de la piel con el fin de que esta se regenere y renueve. En este tipo de peelings se utilizan los ácidos Alfahidroxiácidos. Los Alfahidroxiácidos son productos que se obtienen de la naturaleza y que tienen una función exfoliante. Así por el ejemplo, el ácido glicólico se obtiene de la caña de azúcar y el ácido láctico de la leche. La función de estas sustancias es conseguir que las células muertas rompan sus conexiones y se eliminen. Todo este proceso trae como consecuencia una piel rejuvenecida y luminosa que se ve más lisa y que es más suave al tacto.

Ventajas del peeling químico frente a otras técnicas

  • Puede realizarse en cualquier época del año, en todo tipo de piel y en numerosas partes del cuerpo.
  • Es una técnica rápida, simple e indolora.
  • No precisa anestesia general, ni ingreso en clínica.
  • Devuelve al cutis su luminosidad y su uniformidad.

Tipos según profundidad:

  1. Peeling superficial. Este tipo de peeling va dirigido a aquellas personas que quieren eliminar arrugas finas, manchas o acné y que por diversos motivos no pueden permitirse una descamación visible. El peeling superficial tan sólo produce un ligero enrojecimiento que dura unas horas. Se puede aplicar con un intervalo de 15 días.
  2. Peeling medio. El peeling medio es efectivo a la hora de borrar arrugas superficiales, manchas extendidas y el acné en fase activa. Este tipo de exfoliación produce un enrojecimiento mayor que el anterior y una descamación más visible pero no altera demasiado la vida del paciente. El proceso se lleva a cabo en una sola sesión aunque puede repetirse cada seis semanas.
  3. Peeling profundo. El peeling profundo es él más agresivo pues está destinado a eliminar arrugas profundas, cicatrices de acné y manchas de pigmentación alta. Tras su aplicación el enrojecimiento es intenso y se produce una descamación que dura unos diez días aproximadamente. La vida normal del paciente se ve alterada durante al menos una semana. Este tratamiento se realiza en una sesión y puede repetirse a las ocho semanas.
Comparte: