La mastopexia o cirugía de elevación de pecho

Elevación de Pecho en Las Palmas y Tenerife

El pecho cae naturalmente con el paso del tiempo, la edad y los estragos de la gravedad es algo de lo que no es posible escapar. Esto se debe a que con los años, el cuerpo pierde progresivamente los elementos anatómicos naturales de contención del seno, que unido a otros factores como la pérdida de elasticidad de la piel, embarazos, lactancia y la propia gravedad lleva a la deformación de la forma natural del busto.El pecho es un aspecto importante para la figura de la mujer y una de las zonas del cuerpo que más sufre el paso de los años. Tenerlo caído suele provocar que la imagen exterior aparente más edad de la que es real además de que puede perjudicar la autoestima, seguridad en sí misma o crear complejo. Con la cirugía de elevación de pecho o mastopexia es posible recuperar una imagen joven y volver a lucir ese escote deseado o perdido con la edad.

La mastopexia o elevación de pecho se trata de una intervención quirúrgica que consiste en reconstruir y levantar el pecho caído. Normalmente es necesario eliminar la piel sobrante y en ocasiones completar la cirugía con una prótesis que rellene la mama.

¿En qué consiste la cirugía de elevación de pecho?

La intervención de elevación de pecho se realiza bajo anestesia general y suele durar aproximadamente dos horas. El uso de anestesia general garantiza el control monitorizado de las constantes del paciente en todo momento, lo que es más seguro y cómodo para el cirujano.

Se pueden realizar diferentes técnicas quirúrgicas, que dependerán del caso concreto de la paciente y de los resultados que se obtengan del estudio previo y personalizado del cirujano. Según las particularidades de la intervención, como el tipo de piel, nivel de estrías, la cantidad de piel sobrante a retirar, se usará una u otra, que además puede complementarse con distintos tipos de refuerzo interno como el uso del propio tejido glandular, los músculos o las fascias (tejidos fibrosos que envuelven la mama) para la reconstrucción completa del pecho.

En ocasiones, es necesario emplear una prótesis, que ejerce el efecto de relleno que se haya perdido con los años y le devuelve al seno el volumen adecuado. Sea cual sea la técnica empleada por el especialista, el proceso de la cirugía de elevación de pecho contemplará la retirada de piel sobrante, la recolocación del pezón-areola en el punto central del seno y la reconstrucción de la mama para que vuelva a lucir natural, bonita y firme.

¿Cuáles son las técnicas quirúrgicas posibles para la elevación de pecho?

Según el caso concreto de cada paciente y ciertos aspectos como el nivel de caída del pecho, la cantidad de mama a resecar o el volumen de piel sobrante, el especialista elegirá la técnica quirúrgica para la elevación pecho más adecuada. Habitualmente, se realizan dos: dinámica y estática.

  • Las técnicas dinámicas: En este método quirúrgico la cicatriz es menos, aunque el tiempo de recuperación de la piel suele ser algo más prolongado ya que la dermis necesita un proceso más largo para adaptarse a la nueva forma. La incisión se realiza por la mitad de la areola (periareolar) y se prolonga al surco submamario verticalmente (circun-vertical). En ocasiones la cicatriz es en forma de T invertida, prolongándose de la areola hacia el surco verticalmente y horizontalmente bajo la mama.
  • Las técnicas estáticas: Esta técnica suele dejar una cicatriz de mayor tamaño, aunque el proceso de readaptación de la piel es más rápido. Normalmente, la cicatriz tiene forma de T invertida y suele llevarse a cabo en casos más extremos por volumen o por nivel de caída del pecho.

El postoperatorio en la mastopexia o cirugía de elevación de pecho

Al igual que en todas las cirugías de pecho, en la mastopexia o elevación de pecho la paciente deberá quedar ingresada en observación la noche de la intervención por precaución. Durante este tiempo se le colocará un drenaje que se retirará cuando se le dé el alta. El postoperatorio se trata con analgésicos comunes, que receta el doctor para paliar las molestias de los días posteriores a la operación. Puede ser doloroso las primeras semanas, aunque normalmente la cicatrización es rápida y en diez días se puede llevar una vida normal. Es habitual la inflamación de la mama tras la intervención, hematomas, notar el pecho duro o tirantez en la piel, es el proceso natural de adaptación del cuerpo a la nueva forma del pecho.

La sutura acostumbra a retirarse entre los 10 y 20 días después de la operación. Una vez retirados los puntos se pueden recuperar las actividades cotidianas, con algunas precauciones. Durante un mes es necesario que la paciente lleve un sujetador deportivo y ajustado para mantener firme el pecho. Es recomendable evitar el deporte de imparto durante los primeros meses, así como levantar peso. Si la cicatrización es buena se puede recuperar el 100% de las actividades pasadas unas semanas, incluso el deporte.

Cuidar bien la piel antes de la cirugía, llevar una dieta equilibrada y no fumar al menos en los diez días antes y después de la intervención es importante para que la cicatrización sea rápida y buena. Tras la operación hay que tener un cuidado exhaustivo de las cicatrices para que con el tiempo sean casi imperceptibles. Hidratar bien la piel es fundamental para evitar marcas quirúrgicas.

Los resultados de la mastopexia o elevación de pecho son a largo plazo. Aunque un nuevo embarazo o un cambio radical de peso puede alterar la reconstrucción quirúrgica, el pecho nunca volverá a la posición inicial.

Asesoramiento profesional y equipo médico

Lo más importante en una cirugía estética es siempre el asesoramiento profesional. Decidirse a pasar por el quirófano es una decisión importante que debe haber sido meditada con detenimiento y sobre todo de la que se debe estar informada al completo. Para ello, acudir a profesionales médicos es fundamental, los especialistas resolverán todas las dudas posibles, estudiarán cada caso de forma personalizada y darán con la fórmula y método adecuado para cada paciente. No hay que olvidar que a pesar de las precauciones, la cirugía de elevación de pecho o mastopexia es una intervención sencilla, protocolada, controlada y de corta duración.

Contar con un equipo médico cualificado es clave para asegurar unos resultados óptimos en la intervención, que esta sea segura y que tenga el mínimo riesgo. La calidad de un centro especializado es garantía de higiene, seguridad y salud. En Clinimagen, el equipo médico está formado y cualificado en cirugía y medicina estética con décadas de experiencia en intervenciones de este tipo.

Recuerda:

  • La mastopexia o cirugía de elevación de pecho es una intervención sencilla, protocolada, segura y de corta duración.
  • La cirugía de elevación de pecho puede devolver a los senos la firmeza y el volumen perdidos con el paso del tiempo.
  • A los diez días se puede volver a hacer vida normal.
  • Los resultados de la cirugía son a largo plazo.
  • El equipo médico y el asesoramiento profesional es fundamental durante todo el proceso.
Comparte: