Mastopexia

Unos pechos ideales son aquellos que se muestran bien sostenidos y firmes de manera natural y de forma casi semiesférica; además de ser proporcionados respecto al cuerpo. Sin embargo, el paso de los años, los cambios de volúmenes a consecuencia de la maternidad, la lactancia, las dietas y el propio efecto de la gravedad influyen en el aspecto de los senos, originando una caída del pecho, el vaciado de su parte superior de tal forma que el pezón termina mirando hacia el suelo.

Da igual si tu pecho ha sido grande o pequeño. El aspecto caído del pecho supone una preocupación para cada vez más mujeres que buscan la solución para lucir sus prendas adecuadamente y ganar en seguridad y autoestima, dado que un buen pecho se considera como el símbolo de feminidad y seducción.

Mastopexia, la solución

En las manos profesionales de Clinimagen te damos la solución personalizada para volver a lucir tu aspecto joven de una manera natural y segura con la cirugía de elevación de pecho o mastopexia, también conocido como lifting de mamas.

Según tu tipo de piel, el nivel de estriado que tengas el pecho, la cantidad de piel que sobra serán factores a tener en cuenta para optar por diferente tipos de mastopexia, es decir, con o sin prótesis mamarias.

Si observamos que hay tejido glandular suficiente se utilizará este como refuerzo y no se precisará introducir una prótesis de mama. Si por el contrario, se necesita de una prótesis mamaria, se hará un relleno, se quitará la parte de piel que sobre y se recolocará la areola; la cicatriz será mínima.

Ante todo, debes saber que para la realización de una mastopexia tendrás que pasar por el quirófano para someterte a una sencilla intervención de algo más de 2 horas con anestesia general.

¿Técnica dinámica o estática?

Los especialistas médicos de Clinimagen utilizamos dos técnicas –dinámicas y estáticas- para realizarlas incisiones. Escoger una u otra dependerá de las características de la paciente.

Con la técnica dinámica se hará una incisión en la mitad de la areola que se va a extender hacia el surco submamario de forma vertical. En otras ocasiones la incisión genera una cicatriz en forma de T invertida desde la areola hacia la parte baja de la mama. La principal ventaja es que la cicatriz será menor, si bien ello va a acarrear un tiempo mayor para que la piel se recupere.

La técnica estática implica hacer una cicatriz en forma de T invertida. Se utiliza para casos extremos en función del nivel de caída del pecho y su volumen. En estos supuestos,  la cicatriz será mayor si bien la readaptación de la piel tras la cirugía conllevará un proceso más rápido.

Junto a la mastopexia o levantamiento del seno, en un 99% de los casos se propone además colocar un implante mamario para que con el paso del tiempo no te veas el polo superior vacío, cumplimos así el principio de Clinimagen de dar máxima satisfacción y los mejores resultados.

Comparte: