Otoplastia o cirugía estética de orejas

Otoplastia o cirugía estética de orejas

La cirugía estética de orejas u otoplastia se trata de una operación orientada a modificar el aspecto de las orejas, solucionando las orejas de soplillo, mejorando el tamaño o la forma de la concha del hélix, cambiando la silueta del lóbulo o reconstruyendo el pabellón auricular.

Las orejas son una parte fundamental en la cara, ya que sirven de marco al rostro, que suele ser carta de presentación de toda persona. Tener las orejas desproporcionadas, desequilibradas o con alguna deformidad puede ser fruto de trauma o complejo con la imagen personal y mermar la autoestima del individuo. Gracias a la cirugía estética es sencillo modificar este fallo estructural y crear un aspecto más armónico entre todos los rasgos faciales.

La otoplastia o cirugía estética de orejas tiene como objetivo mejorar esa imagen errónea de las orejas y modificar el perfil para una estética más adecuada. Se trata de una de las cirugías más demandadas y por su carácter ambulatorio y poco invasivo se realiza con el mínimo riesgo.

¿En qué consiste la otoplastia o cirugía estética de orejas?

La otoplastia o cirugía estética de orejas se lleva a cabo con anestesia local, por lo que el paciente puede regresar a casa el mismo día de la intervención. Si se trata de un niño, se puede recurrir a la anestesia general.

Suele conllevar entre 2 y 4 horas de quirófano, aunque la duración de la intervención vendrá determinada por las peculiaridades de cada caso.

La incisión se realiza en la parte posterior del pabellón auricular, en la zona en la que se une al cráneo. Este corte está localizado así para evitar que las cicatrices sean visibles, ya que quedan escondidas en la conexión de la oreja y la cabeza y tras este pliegue natural son prácticamente imperceptibles.

Desde la incisión, el cirujano accede a los cartílagos auriculares para modificarlos, esculpirlos, rediseñarlos o recolocarlos. Según las necesidades del paciente y el problema antiestético de la oreja se llevará a cabo una técnica u otra, con el fin de darle a la oreja la forma y posición adecuada.

La sutura puede ser interna y externa, según si es necesario o no mantener el pabellón pegado al cráneo. Tras dar los puntos requeridos en las incisiones, se da por finalizada la intervención. Durante los primeros días y para mantener estable la modificación quirúrgica será necesario se coloca un vendaje compresivo sobre la zona intervenida.

El postoperatorio en la otoplastia o cirugía estética de orejas

No es un postoperatorio doloroso que se trata con analgésicos comunes y una serie de cuidados. En los primeros días tras la intervención será necesario el uso de un vendaje compresivo, que se retirará a la semana de la operación y se sustituirá por una faja especial que el paciente deberá usar durante el primer mes.

La sutura se retira entre los 10 y 20 días posteriores a la cirugía, aunque inmediatamente después de la intervención el paciente puede volver a realizar sus actividades normales. Tras las primeras 24 horas, en las que se recomienda reposo moderado, se puede recuperar la vida normal.

Es habitual en la otoplastia es la hinchazón de la zona, la sensación de tirantez en la piel y de cierto acolchamiento en el pabellón auricular. Es parte de la cicatrización y un efecto habitual de la cirugía. Estas molestias remitirán en las primeras semanas, periodo tras el cual se harán visibles los verdaderos resultados de la operación, que son para toda la vida.

Asesoramiento profesional y equipo médico para la otoplastia o cirugía estética de orejas

En toda cirugía estética es importante garantizar y confirmar que el centro médico cuenta con todas las prestaciones necesarias para realizar este tipo de intervenciones quirúrgicas y que el equipo médico que realiza la operación está cualificado, formado y titulado en medicina especializada en Cirugía Estética, Plástica y Reparadora.

Es fundamental el asesoramiento profesional en todas las fases del proceso, desde la toma de la decisión hasta el postoperatorio. El especialista será el encargado de orientar al paciente en todo el procedimiento y resolver dudas, analizar todas las alternativas y técnicas posibles además de los resultados que se obtendrán tras estudiar cada caso de forma personalizada.

En Clinimagen, un equipo médico cualificado hará un seguimiento exhaustivo del proceso, del problema a tratar y las posibilidades que existen para lograr los resultados más efectivos. Un equipo sanitario formado, titulado y con experiencia en cirugía estética es la mejor garantía de seguridad, salud, higiene y de que los resultados serán los esperados con el mínimo riesgo durante la intervención.

El compromiso de los profesionales médicos de Clinimagen con la calidad, la salud y la rigurosidad y atención al detalle han convertido a la clínica en centros veteranos en el sector, con miles de pacientes satisfechos y más de 20 años de trayectoria en las Islas.

Recuerda:

  1. La  cirugía estética de orejas u otoplastia es una operación sencilla, controlada, protocolada, segura y de corta duración.
  2. Es una cirugía ambulatoria que no requiere ingreso hospitalario.
  3. No es una técnica quirúrgica invasiva por lo que el postoperatorio no es doloroso.
  4. Los resultados son para toda la vida.
  5. Se puede volver a hacer vida normal a las 24 horas.
  6. El asesoramiento previo y el equipo médico a cargo de la cirugía es fundamental para garantizar los mejores resultados, duraderos y sin riesgo.
Comparte: