Peelings químicos para mejorar el aspecto y la tersura de la piel

Peelings químicos para mejorar la piel

Los peelings químicos restauran la piel con arrugas, manchas, con pigmentación irregular, dañada por el sol empleando una solución química para exfoliar las capas más externas de la piel.

El peeling químico consiste en la eliminación de distintas capas de la epidermis mediante la aplicación de un producto que produce que las capas de tu piel se renueven y sean sustituidas por nuevas de mejor calidad y textura.

Existen diferentes tipos de ácidos para realizar el peeling químico. La acción de cada uno de ellos varía de acuerdo al PH y la concentración a la cual se encuentran:

  • Ácido Glicólico: se extrae de la caña de azúcar. Es una molécula de pequeño tamaño que consigue buena penetación en la piel. Puede irritar. Se indica en manchas, envejecimiento y acné no inflamatorio.
  • Ácido Salicílico: se extrae de las hojas del sauce. Penetra con facilidad en los poros de la piel y tiene efecto antiséptico: por eso es muy útil para desinflamar lesiones de acné. Ha demostrado beneficios para tratar manchas.
  • Ácido Mandélico: se extrae de las almendras y tiene la ventaja de no producir tanta irritación como el ácido glicólico. Es muy útil para tratar manchas y acné en pieles más sensibles. Puede emplearse en pacientes con piel oscura.
  • Ácido Retinoico: estimula la formación de colágeno y reduce la dilatación de los poros. Es útil para tratar el envejecimiento de la piel y el acné no inflamatorio.
  • Ácido Tricloroacético: produce coagulación proteica y síntesis de nuevo colágeno. Se indica para tratar cicatrices más profundas y pieles muy fotoenvejecidas. Debe realizarse siempre en pieles claras.

 
Más información sobre el peeling
Ver más información sobre el peeling o exfoliación

Comparte: