Corrección de la pérdida del óvalo facial

Correción de la pérdida del óvalo facial

La edad, los hábitos alimenticios, el tabaco y la radiación solar entre otros factores, provocan que con el tiempo la estructura facial pierda definición y se pierda elasticidad en la piel del rostro.

Esta pérdida de contorno en la cara está provocada por la difuminación de la línea mandibular, aumento de la profundidad de los surcos, la relajación y caída de los pómulos, aparición de las denominadas líneas de marioneta, disminución del volumen de los labios y la pérdida del tono de la piel.

¿Qué opciones existen para la corrección de la pérdida del óvalo facial?

En Medicina Estética, la tecnología ha puesto a disposición del rejuvenecimiento facial varias técnicas que pueden devolverle al rostro el contorno joven y firme que le es propio. Según el caso concreto y las características del paciente se elegirá un tratamiento u otro, con el objetivo de paliar los efectos de la edad y encontrar la técnica más adecuada. Los que ofrecen mejores garantías son los siguientes:

El rejuvenecimiento con láser o Resurfacing consiste en el empleo de la luz del láser para eliminar las capas externas de la piel más castigadas por la edad y más afectadas por del envejecimiento, el daño del sol, y otros factores perjudiciales de la piel. De esta forma, el efecto del láser elimina las arrugas profundas y las lesiones cutáneas, minimizando los surcos y aportándole a la piel un aspecto rejuvenecido, más uniforme y saludable.

Con esta técnica, las arrugas más finas y superficiales desaparecen por completo y las más profundas mejoran considerablemente.

Los hilos tensores son unos hilos especiales y muy delgados que se colocan mediante unas mínimas incisiones en la piel, de manera que se fijan a ella y la vuelven a tensar hasta colocarla en su posición original. Estos hilos tienen una longitud diferente según la zona a tratar y sirven para devolverle a los tejidos la firmeza y tensión natural. Con los hilos tensores se elevan los tejidos que se han relajado como consecuencia de la edad y la pérdida de elasticidad de la piel y se devuelve a rostro una imagen rejuvenecida, más definida, firme y saludable.

Asesoramiento profesional y equipo médico

Lo más importante en la medicina estética es siempre el asesoramiento profesional. Para ello, acudir a profesionales médicos es fundamental, los especialistas resolverán todas las dudas posibles, estudiarán cada caso de forma personalizada y darán con la fórmula y método adecuado para cada paciente.

Contar con un equipo médico cualificado es clave para asegurar unos resultados óptimos, que esta sea segura y que tenga el mínimo riesgo. La calidad de un centro especializado es garantía de higiene, seguridad y salud. En Clinimagen, el equipo médico está formado y cualificado en medicina estética con décadas de experiencia en intervenciones de este tipo.

Comparte: