Prótesis de pecho

Prótesis de pecho: ¿cuál es la más apropiada?

Actualmente existen en el mercado diferentes tipos de implantes, tanto en marcas comerciales, como en materiales y formas. Una de las preguntas más habituales entre las mujeres que quieren hacerse un aumento de pecho es sobre el tipo de prótesis de pecho. En cuanto a las formas, las más utilizadas son las de forma redonda y las de forma anatómica (o de lágrima). El utilizar unas u otras debe ser una elección del médico para cada paciente atendiendo a diferentes aspectos, como puede ser la forma de la mama de la paciente y de sus deseos y necesidades.

Las prótesis redondas rellenan la mama de forma uniforme. Esto ocasiona, que el implante sea más notorio y llamativo, y que se requiera una forma de la mama previamente bonita y no muy pequeña para que el resultado sea natural; ya que si la paciente no tiene suficiente glándula mamaria, el resultado puede ser artificial.

Las prótesis anatómicas tienen su punto de mayor proyección en el centro de forma que el resto del volumen está distribuido a lo largo de toda la base del implante. Las prótesis anatómicas buscan la forma natural de la mama, es decir, un polo superior más aplanado con la mayoría del volumen y la máxima proyección en el polo inferior de la mama. Si lo que deseamos es un aumento natural de la mama se opta mejor por una prótesis anatómica, sobre todo en pacientes con una mama pequeña en la que queremos dar mayor forma aparte de mayor volumen.

 
Ver más información sobre la prótesis de pecho

Comparte: