cirugía de aumento de pecho

Para que la cirugía de aumento de pecho sea un éxito la paciente debe cumplir con unas pautas tras la intervención. En el resultado final es tan importante la buena labor del cirujano, como las acciones y recomendaciones que siga la paciente durante su recuperación, no sólo para evitar infecciones sino para conseguir un resultado estético óptimo.

Tras la operación es necesario pasar una noche en observación antes de volver a casa. Una vez de vuelta al entorno habitual muchas pacientes realizan gestos inapropiados que pueden conllevar consecuencias graves en la buena recuperación de la cirugía. Es por ello, que los cirujanos hacen tanto hincapié en los cuidados que se deben seguir en el postoperatorio y en aquellos otros hábitos que no son en absoluto recomendables.

Qué hacer en el postoperatorio de la cirugía de aumento de pecho

  • La paciente puede ducharse de forma normal cuando el médico lo aconseje. Tan sólo deberá tener cuidado con no rozar las heridas y secarlas cuidadosamente tras el baño.
  • Si siente molestias, el cirujano podrá pautar unos medicamentos que aliviarán esa sensación, además de reducir la inflamación.
  • Es necesario dormir boca arriba o semisentada.
  • Muy suavemente podrá realizar los ejercicios de estiramiento que indique el médico.
  • Aunque estéticamente no son muy favorecedores, es imprescindible utilizar un sujetador especial, incluso para dormir.
  • Para recuperar la sensibilidad y reducir la inflamación es necesario recibir drenajes linfáticos manuales desde el momento en que sean autorizados por el médico.

Qué no hacer en el postoperatorio de la mamoplastia de aumento

  • Se debe evitar realizar ejercicios físicos de alta intensidad. Está permitido caminar y a partir del segundo mes puede retomar el running. En el caso de las pacientes con implantes anatómicos, la vuelta al deporte requerirá de más tiempo, ya que las prótesis pueden girar o moverse.
  • No se debe levantar peso durante las primeras semana.
  • Evitar conducir hasta que se baje la inflamación y se recupere el tono muscular, es decir, durante unas seis semanas aproximadamente.
  • No consumir bebidas alcohólicas.
  • No fumar, ya que de esta forma se contraen los vasos sanguíneos reduciendo el flujo de sangre y el aporte de oxígeno necesario para la cicatrización.
  • Para evitar infecciones en las heridas se desaconseja el baño en piscinas o playas.
  • Tomar el sol está contraindicado durante los primeros 15 días. Tras este plazo se debe aplicar crema protectora de factor alto para que las cicatrices no dejen marca.

Cada proceso postoperatorio será diferente en cada mujer y deberá ser el cirujano quien dicte las recomendaciones personalizadas de cada una teniendo en cuenta el estado de salud de la paciente. Además, los cuidados variarán según la zona de colocación de la prótesis (subglandular, subfascial o submuscular). En caso de tener dudas durante el postoperatorio es muy importante que consulte con su médico antes de realizar algún gesto o acción que pueda conllevar un agravamiento de las heridas.

Comparte: