rellenos faciales

Las vacaciones de verano siempre afectan a todo nuestro organismo. La piel, el pelo e incluso nuestros hábitos se ven afectados por el cambio de rutina, la relajación y sobre todo por agentes externos como el sol y el agua del mar y las piscinas así como también la arena de la playa y la humedad del ambiente.

De hecho, la piel es la parte del cuerpo que más se resiente durante el verano ya que la exposición prolongada a la radiación solar hace que ésta se deshidrate en exceso e incluso puede provocar un envejecimiento prematuro de la dermis. Aunque la luz solar es el factor que más afecta a la piel también resulta agresivo para ella los productos irritantes que se utilizan para mantener limpias las piscinas como el cloro y sus derivados.

Por esta razón, la vuelta de vacaciones es el momento perfecto para realizar un cuidado extra sobre la piel y así recuperar su hidratación y su aspecto luminoso. En ocasiones, la época estival incrementa la apariencia de pequeñas arrugas o líneas de expresión y también puede producir un resecamiento de la dermis y, por tanto, un aumento de las ojeras ya que éstas no están siempre relacionadas con la falta de sueño.

¿Cómo revitalizar la piel tras el verano?

La incorporación a la vida cotidiana y a la rutina laboral suele ser difícil tras las vacaciones, pero es el momento ideal para retomar hábitos saludables en general. Entre ellos, para conseguir que la piel vuelva a lucir radiante es indispensable llevar una alimentación saludable y consumir suficiente agua al día para devolver la hidratación a la piel y al cuerpo.

Sin embargo, no siempre basta con llevar hábitos saludables. A veces es necesario acudir a tratamientos de rejuvenecimiento facial para lograr la completa recuperación de la piel. De hecho, los rellenos faciales son un tratamiento estrella para esta época ya que el ácido hialurónico es un componente biodegradable y natural que pertenece al cuerpo y, por tanto, es reabsorbible por él y no genera ningún riesgo.

El rejuvenecimiento facial con ácido hialurónico es especialmente eficaz en estas circunstancias debido a que se trata de un material sumamente hidratante. No sólo rellena las arrugas y la pérdida de volumen y tono de la piel sino que además le proporciona mucha agua por lo que ayudará a que la piel se hidrate con más facilidad y en menos tiempo.

Con el relleno de ácido hialurónico la piel del rostro se recuperará de forma rápida y eficaz de su deshidratación y además mejorará el aspecto anterior porque también atenuará las arrugas y líneas de expresión de la zona de los ojos, nariz y boca. Si además quieres aumentar el volumen de tus labios este es el tratamiento de Medicina Estética idóneo ya que en una misma sesión podrás conseguir los dos objetivos.

En Clinimagen somos especialistas en Medicina Estética y por ello sabemos qué es lo que necesitan nuestras pacientes en cada momento. Nuestro equipo médico te asesorará sobre en todo momento para que recuperes y mejores el aspecto de tu piel.

Comparte: