Reducción de pecho en famosas

Famosas como Salma Hayek, Scarlett Johanson o la voluptuosa Sofía Vergara se decidieron pronto. Querían reducir la talla del busto que tenían.

En el caso de Hayek, el embarazo y la lactancia le dejó un pecho demasiado grande que consideró desproporcionado para su cuerpo. Sofía Vergara, por su parte, se cansó de no encontrar un sujetador adecuado, según dijo solo encontraba los ideales en las tiendas de strippers y estimó que los excesos no le eran tan positivos.´

Por salud –dolores de espalda, dificultad respiratoria o problemas en la piel de la parte baja de las mamas— por estética, e incluso por arrepentimiento de haberse realizado un aumento del busto son razones suficientes para decidirse a pasar por el quirófano a hacerse una reducción de pecho y elevarlo para lucir una imagen natural y satisfactoria en su forma y tamaño.

Implante mamario en la reducción de pecho

De la misma forma que es muy importante que el paciente sepa qué tipo de incisión le practicará el cirujano y qué cicatriz le puede quedar, en Clinimagen se acompaña la cirugía con un implante mamario, aunque parezca contradictorio con una reducción de pecho.

La razón es obvia. Pasado un año de haberse intervenido de una reducción de pecho, la paciente observaría que la parte o polo superior de su mama tendría aspecto de vacío, pues aunque se posee todo el tejido necesario, llega un momento en que éste se acomoda en la parte inferior del pecho.

Este procedimiento cumple con el objetivo de Clinimagen de lograr la máxima satisfacción con los mejores resultados.

Esta intervención va a suponer la extirpación de grasa, reducción del tejido mamario y de piel, además puede conllevar una reducción del tamaño de la areola.

Los resultados que se obtienen tras la cirugía son duraderos en el tiempo, el pecho se mantendrá sin recuperar el volumen ni la caída que tenía, dado que se ha quitado tejido mamario.

Valdrá la pena las molestias que tengas en el postoperatorio, entran dentro de la normalidad, sin embargo, se controlan adecuadamente con la medicación que te prescriba tu cirujano. En aproximadamente un mes, estarás totalmente recuperada, aunque los resultados los podrás comprobar y disfrutar inmediatamente.

Podrás lucir un pecho en la justa medida que desees.

Comparte: