embarazo

Una de las razones más comunes por las que se someten muchas mujeres a una abdominoplastia es la flacidez abdominal provocada por los embarazos. Sin embargo no es la única razón ya que también puede practicarse una abdominoplastia si la piel se encuentra descolgada por otras causas como la pérdida radical de peso.