rejuvenecimiento

El otoño y el invierno son las mejores estaciones para aplicarse tratamientos de rejuvenecimiento facial ya que la piel sufre menos la acción del sol. Además, este es un momento idóneo para prepararse de cara a las fiestas de Navidad y lucir un rostro radiante en fechas tan señaladas como Nochebuena y fin de año.