Toxina botulínica

Toxina botulínica, aplicación por un profesional especializado

Cada vez más se presenten alternativas rápidas y eficaces para atenuar las huellas que el paso del tiempo deja sobre nuestra piel. Desde hace ya algunos años se utiliza con excelentes resultados la toxina botulínica tipo A, conocida como Botox, para fines estéticos, concretamente para suavizar las arrugas del rostro.

Cuando una persona es joven hay una elasticidad en la piel. La piel tiene la capacidad de encogerse y de estirar. Hay un momento en que la piel pierde esta capacidad de elasticidad y se vuelve flácida. En estos casos, la toxina botulínica se indica para rejuvenecer la piel.

El botox no es un tratamiento quirúrgico sino estético. Los cirujanos plásticos y estéticos son uno de los especialistas mejor preparados para administrar este tratamiento ya que conocen muy bien las áreas anatómicas y el funcionamiento de lo que se está aplicando. Es muy importante realizarse estos tratamientos con profesionales especializados. A la hora de aplicar el tratamiento se debe ser muy cauto, tener mucho cuidado de donde se debe aplicar el tratamiento.

 
Ver más información sobre la toxina botulínica

Comparte: